José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Estudios recientes realizados por el área de Ciencias de la Salud de la Universidad Marista de Mérida han mostrado que las causas principales de mortalidad materna en Yucatán entre las mujeres de bajos recursos son las asociadas a las hemorragias y las alteraciones hipertensivas.

Con el fin de reducir el impacto de la mortalidad materna en la entidad, la casa de estudios puso en marcha un programa de capacitación para médicos de pregrado que laboran en comunidades rurales.

Nina Méndez Domínguez, profesora e investigadora del Ciencias de la Salud de la Universidad Marista de Mérida, explicó que para contribuir a la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para lograr cero muertes maternas, la universidad desarrolla en el centro de simulación médica “Montagne”, la capacitación en escenarios realistas que recrean casos de morbilidad materna extrema y hemorragia obstétrica que han ocurrido en Yucatán.

Se trata de una iniciativa de la OMS para lograr cero muertes maternas

“Ahora tenemos ocho pasantes, pero la capacitación es gratuita y abierta a todos los médicos pasantes de todas las universidades, que estén realizando su servicio social o estén por iniciarlo para acudir a las capacitaciones que están a cargo del especialista en urgencias obstétricas, doctor Gumersindo Vázquez Castillo, quien es docente de nuestra universidad”, detalló la doctora Méndez.

Diversos casos 

El Dr. Gumersindo Vázquez, por su parte, comentó que hoy en día todavía se presentan casos de urgencias obstétricas en donde mueren las mujeres.

“La Universidad Marista, sensible a esta realidad, se dio a la tarea de capacitar a los pasantes que muchas veces están solos en las unidades médicas rurales, para que tengan las herramientas cognitivas, psicomotrices y afectivas para poder atender con eficiencia a las mujeres para poder reducir y abatir la mortalidad materna”, detalló.

El ginecobstetra mencionó que se buscaron los casos más representativos que pueden presentarse como son los casos de sangrado, la hipotonía uterina, traumatismos obstétricos, retención de restos placentarios y complicaciones a causa del aborto.

“Conociendo que es lo más frecuente y grave, podemos de manera puntual y eficaz, instituir las medidas para disminuir la mortalidad materna. Los alumnos interactúan con un robot maniquí que cuenta con sensores, se le puede canalizar, se puede sentir el cuello de la matriz, si hay un desgarro aquí les enseñamos como atenderlo, como retirar los restos placentarios. Los pasantes se capacitan en un escenario real, incluso con las carencias de material y equipo que hay en las clínicas”, puntualizó el profesor universitario de Ciencias Médicas.

“Estamos seguros que nos va a ir mejor con esta formación, por eso se ha invertido en investigación científica y académica además de que tenemos la gran ventaja de contar con las instalaciones adecuadas para ello”, agregó.

Capacidad médica

La doctora Nina Méndez dijo que la capacitación también incluye formar a los pasantes para que tengan la capacidad de decidir en qué momento debe enviar a la paciente al hospital más cercano para su atención.

“El Centro de Simulación se ha utilizado para otros aprendizajes pero nada más sensible como esto. Una muerte materna no solo refleja una cadena de oportunidades en donde se pudo haber detenido, sino que finalmente es una tragedia. Por eso es oportuno abordarlo, se puede prevenir y atender de manera eficiente”, expresó.

El tema de la capacitación en atención de urgencias obstétricas es tema de investigación de tesis de pregrado del médico pasante en servicio social en investigación (MPSS) Martín Inurreta, alumno de la Universidad Marista.

El trabajo se desarrolla implementando escenarios de simulación que recrean los casos de morbilidad materna extrema y hemorragia obstétrica que han ocurrido en Yucatán, en medio rural. Con esta representación, genera un escenario realista que permitirá el aprendizaje bajo las condiciones en las cuales se presentarían en los centros de atención médica.

La iniciativa del MPSS Inurreta con la colaboración de profesionistas expertos en el tema, bajo la línea de investigación y educación de la doctora Nina Méndez Domínguez y conjunta la experiencia en el manejo de urgencias obstétricas del doctor Gumersindo Vázquez Castillo y la implementación a los escenarios de simulación diseñada por los doctores Gregorio Cetina Sauri y Herbert Puga bajo la asesoría técnica de la ingeniera biomédica Joeana Cambranis.