William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Además de las condiciones en que se encuentran las unidades del servicio de transporte público municipal, preocupa a los usuarios que una vez concluido el proceso electoral se vean sorprendidos con alguna alza a las tarifas.

En un recorrido por varios paraderos del centro de la ciudad, la mayoría de los despachadores dijo en que en términos generales, los autobuses “están aceptables”, incluso recientemente varios que se encontraban en deplorables condiciones fueron remplazados por unidades nuevas adquiridas a través del programa del Sistema Integral de Transporte Urbano (Situr).

También te puede interesar: Yucatán espera más de 800 mil visitantes por vacaciones de verano

Entre estas se encuentran unidades de rutas como: 65 Centenario, 60 San Marcos Avenida 85 Prepa 3, entre otras, sin embargo, otras más requieren de atención urgente, este es el caso de las que cubren amplia zona del sur, oriente de Mérida y poniente Kanasín.

“Lo que se debe de cuidar más es que no se tenga un alza al precio del transporte público, pues de por sí ya representa un fuerte gasto semanal, imagínate que le suban”, señaló José Can, quien diario utiliza cuatro unidades para ir de su casa al trabajo, y viceversa, es decir, invierte 32 pesos diarios, que a la semana significan 192 pesos.

“Ya se acabaron las campañas y ahora habrá que ver cuántos de los ofrecimientos que hicieron se cumplirán”.