Katia Leyva/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La modalidad del fraude por usurpación de identidad de instituciones financieras ha cobrado hasta el momento dos víctimas en lo que va del año, es decir, personas que se hacen pasar por representantes de bancos y le solicitan al cliente cierta cantidad para realizar una apertura de cuenta, sin embargo, esta nunca se lleva a cabo, destacó Alberto Pinto Escamilla, subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La Condusef registró el mes pasado un aumento en lo que se refiere a quejas de los yucatecos en comparación con enero de 2017, de 100 quejas a 122.

También te puedo interesar: Mérida se extiende hacia el noreste: en puerta nuevas residenciales

El subdelegado de la institución indicó que este año se ha registrado una modalidad de robo de identidad cometida a instituciones financieras, en donde una persona se hace pasar por empleado de la misma y ofrece productos y servicios de la misma, pero solicitando cantidades monetarias a los cuentahabientes.

“Hasta el momento, han sido dos empresas las que han acudido a la Condusef para manifestar que otra instancia está haciendo uso de su nombre para realizar actos de fraude cometidos a cuentahabientes”, remarcó.

Pinto Escamilla resaltó que en lo que se refiere al robo de identidad ocurrido a yucatecos, hasta el momento se han registrado 13 casos, de los cuales 11 se encuentran en trámite, dos concluidas y dos se resolvieron a favor del usuario.