Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Los casi dos meses que abarcan las vacaciones de verano serán utilizados por la Secretaría Estatal de Educación (Segey) para realizar labores de mantenimiento y remozamiento en las escuelas de educación básica que así lo requieran, de acuerdo lo que determinen los comités de cada plantel antes de finalizar el curso escolar.

Al respecto, la directora de educación básica de la Segey, Guadalupe Quetzal Hoil, informó que como cada año ese lapso de receso escolar se usa para efectuar esos trabajos de mejora con la intención de que cuando los alumnos regresen en agosto puedan tomar clases en mejores aulas.

“En este período de receso se les darán atenciones a las escuelas que lo han demandado y en el sentido de limpieza, una semana antes de que inicie el ciclo escolar estaremos dándole la atención puntual a todas las escuelas”, aseveró.

Quetzal Hoil refirió que aunado a estos trabajos, durante las vacaciones de verano los intendentes de cada plantel tienen sus guardias respectivas para que vayan manteniendo la escuela limpia y así tener las aulas en buen estado al inicio del ciclo escolar.

Según datos de la Segey cada año se destinan en promedio unos 27 millones de pesos para el mantenimiento emergente de las aulas y este presupuesto varía según las solicitudes que hagan las escuelas.

La mayoría de las peticiones que se han acogido tienen que ver con la reparación o cambio de bombas de agua, resarcimiento de fugas, limpieza de tinacos, cisternas y terreno, desazolves de salidas sanitarias y fosas sépticas, verificación de energía eléctrica, entre otras.