William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Cansados de ser blanco constante de robos, a cualquier hora del día, e incluso hasta con sus moradores en su interior, este miércoles, un grupo de vecinos del fraccionamiento Brisas cerró una calle por unas horas, a fin de llamar la atención de las autoridades y para solicitar que se incrementen la seguridad en esa zona y se detenga a los responsables.

Desde las 6:30 hasta cerca de las ocho horas, unos cincuenta habitantes del rumbo se colocaron en el cruce de las calle 16 con 26, en lo que fue una protesta pacífica llevando carteles y una manta en los que entre otras cosas se leía “Los vecinos de Brisas estamos cansados de la ola de robos y violencia que se vive en nuestra colonia”, “¡Basta, impunidad!”, “¡No más robos”!, “¡Más vigilancia!”.

Durante el tiempo que estuvieron en la calle, exigieron a la autoridad garantías de seguridad para su patrimonio y señalaron que son gente trabajadora que con el esfuerzo de su trabajo adquieren sus bienes.

“Los vecinos de Brisas estamos cansados de la ola de robos y violencia en nuestra colonia”

Dos veces en un mismo día 

Entre otros afectados, Óscar Carrillo manifestó que en su caso en un mismo día le entraron a robar dos veces a su casa, y que como ha sucedido con los afectados, que son ya bastantes no se ha resuelto ninguna denuncia.

“Salí en la mañana y cuando regrese encontré mi casa revuelta. Llegó la policía, los peritos, estuvieron varias horas y durante las diligencias recabaron huellas. En la noche, volví a salir y cuando retorne, los ladrones volvieron a llevarse más cosas”, señaló.

Otra vecina comentó que el descaro de los ladrones es que no les importa que haya gente en las casas vecinas y señaló como una situación delicada que algunos de esos delincuentes ya ni siquiera les importa que hayan personas dentro de las viviendas. 

Los manifestantes coincidieron en que están viviendo en zozobra y con el temor de que cuando se van a trabajar, al regresar hayan sido víctimas de la ola de robos, que ocurren a diversas horas del día.

“Aumentó la vigilancia, pero con todo y eso los robos se dan en la mañana, la tarde, noche o madrugada, esto ya no puede ser. También el colmo es que cuando han ocurrido detenciones, al poco tiempo los ladrones son liberados”, añadió por su lado Juan Vázquez Montalvo.