Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Debido a un pleito por la venta de drogas que terminó con una persona muerta (falleció en el Hospital O´Horán el martes pasado), los hermanos Rubén y Jaime K. K. por poco son linchados por habitantes de la colonia Emiliano Zapata Sur, hartos de la inseguridad de la zona y porque los delincuentes, apenas son detenidos, a las pocas horas recuperan su libertad para hacer de las suyas.

El ahora occiso respondía a las iniciales Raúl G. C.

También dicen que hubo un tercer detenido e involucrado en este hecho de sangre y que igualmente fue dejado en libertad, Víctor A. C. P.

Los rijosos pertenecían a las pandillas “Sur 13” y “Gatitos Locos”, actualmente en disputa por el control de la zona.

Estos hermanos y su compañero, a las 48 horas después de ser detenidos, el pasado 9 de abril, luego de apuñalar a Raúl G. C., recuperaron su libertad desde el Ministerio Público.

Cabe mencionar que Raúl G. C. falleció el 17 de abril, en el Hospital O’Horán.

Golpeados

Por lo anterior, los vecinos del rumbo, al verlos pasear como si nada, por las calles de su colonia y al saber que ya había fallecido su víctima, no soportaron más y entre todos, los sometieron, golpearon y a uno de ellos lo amarraron a un poste de luz.

Al otro de los hermanos, después de aplicarle el mismo castigo, lo retuvieron.

Elementos de la Policía Estatal llegaron al cruce de las calles 167 por 84 y lograron rescatarlos de los enfurecidos habitantes del rumbo.

Los hermanos, de nueva cuenta, a las pocas horas, fueron liberados desde el Ministerio Público, en espera que se integre la carpeta de investigación en su contra, para que, esta vez sí, sean puestos a disposición de un juez de control para que respondan por el delito de homicidio calificado.