Milenio Novedades

Dzidzantún, Yuc.- La ambición de los “cacos” de Dzidzantún va en aumento, pues ahora intentaron robar en una caja popular, pero los vecinos, en coordinación con autoridades municipales, evitaron el atraco.

Anteanoche, alrededor de las 22:00 horas, el velador de la caja popular “La Sagrada Familia”, ubicada en la calle 21 por 24 y 26, de la colonia San Diego, en Dzidzantún, reportó a las autoridades municipales que la alarma del inmueble se había activado.

En cuestión de minutos arribaron al lugar varias patrullas al mando del subdirector de la Policía, Edwin Iván Ek Chan, y del director José Zapata, quienes de forma coordinada “peinaron” la zona, debido que vecinos señalaron haber escuchado ruidos en sus patios.

Después de unos minutos, las autoridades encontraron en uno de los terrenos un cincel que algún ladrón habría dejado caer en su huida.

Mientras, en Valladolid, para que las cámaras de videovigilancia de la tienda de telefonía celular “Innovacell” quedaran inhabilitadas, los amantes de lo ajeno desconectaron la energía eléctrica, pero lo más extraño es que para ingresar al negocio usaron unas llaves para abrir las cortinas metálicas.

El botín: varios celulares costosos y dinero en efectivo que estaba en la caja registradora.