MÉRIDA, Yuc.- No hay mañana para los Venados y una victoria basta para conseguir su clasificación a la Liguilla del Apertura 2017, del Ascenso MX, cuando visiten hoy a los Cimarrones de Sonora.

La encomienda para los dirigidos por Bruno Marioni no es nada fácil, pero tampoco imposible, es más, las estadísticas están a su favor como visitantes, ya que suman la mitad de los puntos que han disputado logrando 9 de 18 posibles.

Los ciervos necesitan ganar para no depender de nadie. El partido será la apertura de la jornada 15, última de la competencia, en el estadio “Héroe de Nazacori”, a las 22:00 horas.

Cimarrones ha perdido sus últimos dos partidos ante Alebrijes de Oaxaca y la Jaiba Brava del Tampico Madero, ambos por marcador de 2-1. Los números de los sonorenses no son los mejores en casa, pues ha ganado tres, perdido tres y empatado uno.

Para Venados sería un buen resultado el empate, pues solo Dorados de Sinaloa podría sacarlo de la zona de clasificación siempre y cuando derrote de visitante a Correcaminos de la UAT, los sinaloenses tendrían que ganar por diferencia de cuatro o más goles para superar al equipo yucateco, ya que tiene menos uno contra más tres de los ciervos. Igual un empate entre Tampico y Cafetaleros calificaría a los yucatecos.

La derrota pone a los astados en serio predicamento ya que Cimarrones los superarían y tendrían que esperar el resultado entre Tampico Madero y Cafetaleros (Venados requiere que empate o gane la Jaiba), también que Dorados y Correcaminos igualen, pues una victoria de cualquiera los deja fuera a los ciervos.

Sin duda la misión no será fácil pero las opciones de los Venados parecen ser más alentadoras, los astados son la cuarta mejor defensiva con 14 tantos y Cimarrones están en el puesto 11 con 18 goles recibidos.