Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Yucatán es uno de los estados más seguros del país, incluida su ciudad capital, sin embargo, el Centro Histórico de Mérida enfrenta problemas crecientes de inseguridad que es preciso revertir y atender mediante medidas de prevención, mayor equipamiento y coordinación con las fuerzas de seguridad del estado, aseveró Víctor Caballero Durán.

El candidato del PRI al Ayuntamiento de Mérida puso especial énfasis en el tema de seguridad en un encuentro con residentes y comerciantes del primer cuadro de la ciudad, donde, dijo, en 2017 se registraron 140 robos a casa habitación y en poco más de 90 establecimientos comerciales.

Expuso que las autoridades municipales ya han sido rebasadas por los crecientes índices de delitos de tipo patrimonial que ocurren en el Centro Histórico, de ahí la necesidad de implementar medidas efectivas que permitan darle a la zona la tranquilidad y la seguridad que tiene el resto de la ciudad.

En la actualidad, la Secretaría de Seguridad Pública es responsable de la tranquilidad y el resguardo de los bienes en el 99.4% del territorio de la ciudad de Mérida y el resto, constituido en 128 manzanas, es jurisdicción de la Policía Municipal, precisó el aspirante a gobernar la capital del estado.

Reconoció que el Centro Histórico concentra la mayor cantidad de actividades comerciales, además de que es el núcleo de movilidad con la más alta presencia de población flotante, de ahí la necesidad, dijo, de mejorar los sistemas de prevención y atención a los delitos.

Luego de escuchar a los vecinos y propietarios de establecimientos comerciales quejas sobre robos a transeúntes, hurtos ”hormiga” a comercios y accidentes viales, Víctor Caballero Durán, conocedor del tema, ya que fue secretario general de Gobierno, expuso la idea de desplegar con la Policía Municipal mayor actividad a partir de tres ejes: prevención, equipamiento y coordinación.

Respecto del primer punto, planteó la necesidad de impulsar talleres y pláticas de prevención con grupos de estudiantes, vecinos y asociaciones de comerciantes, además de organizar y abrir múltiples espacios para la realización de actividades deportivas culturales y artísticas.

En el plano del equipamiento, expuso que será necesario modernizar y ampliar su sistema de vigilancia perimetral para asegurar la vigilancia de las calles y avenidas, así como los inmuebles de las 128 manzanas del Centro Histórico, además de brindar mayor capacitación y dispositivos a los elementos de pie y motorizados.