El tiempo se acaba para las llamadas “intercampañas” y viene lo bueno. Pero el recuento es, hasta el momento, decente. Veamos.

Joaquín, “Huacho”, Díaz Mena fue tentado por los tentáculos de “Don Pejelovich” y está listo para representar al partido Morena en la jornada gubernamental del 1 de julio en Yucatán. El PAN pasó a mejor vida, una vez que determinados personajes del blanquiazul “traicionaron” al nativo de San Felipe. El ahora ex panista acusa a Mauricio Vila Dosal y a Raúl Paz Alonzo, candidatos al Poder Ejecutivo y al Senado de la República, respectivamente.

La parte independiente se fue a la goma. Sofía Castro Romero, ex legisladora estatal y federal del PAN-ucho, y Santiago Alamilla Bazán, ex director del Rastro de Mérida, fueron mandados a casa de la “pirinola” porque las autoridades electorales, en este caso, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac) y el Instituto Nacional Electoral (INE) descubrieron en su colecta de firmas electrónicas irregularidades, o sea, que hicieron chafa.

Sofía buscaba la gubernatura y Santiago la alcaldía de Mérida. La primera se retiró después de argumentar que el INE y el Iepac le jugaron chueco; no hay nada más chueco que su comportamiento. Simple: no aprendió a hacer la chafa acostumbrada que ya caracteriza a su otrora partido político. Por su parte, Santiago decidió impugnar el fallo en su contra. ¿Será que una Morena se les atraviese en sus caminos?

PRIMERA CAIDA.- Los más fuertes seguían su rutina de “ejercicios” proselitistas internos. Mauricio Vila y Mauricio Sahuí, del PAN y PRI, en ese orden, en lo suyo; Renán, “Reni”, Barrera Concha, de Acción Nacional, y Víctor, “VIC no sabe fallar”, Caballero Durán, del TRI-nosaurio, no descuidan sus frentes. La “joya de la corona” espera a alguno de ellos, o quizá se registre una sorpresa con “Tina Tuyub” del PRD. Todo puede suceder.

SEGUNDA CAÍDA.- Pero lo más relevante es que “Huacho” Díaz Mena fue convocado, finalmente, para ser el contendiente máximo a la gubernatura de Yucatán por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aprovechando toda su fuerza y estructura, además de lo que le haya prometido el amo y señor de los “morenos” con su santa palabra. Sólo falta su registro formal.

TERCERA CAÍDA.- El “humilde” diputado federal con licencia, Rogerio Castro, siempre de los morenitos, debido a su extraordinaria labor como diputado –según la versión de ellos mismos, aunque en la entidad jamás se supo qué tanto hizo en la Cámara Baja-, pasó a ocupar la segunda fórmula para una senaduría. Chuch, más lindo. Si “Huacho” mete los suficientes votos en las urnas, el 1 de julio, el tal Rogerio se podría instalar en la Cámara Alta. Lo que es la vida. Los impuestos trabajando para oportunistas. En fin.