MÉRIDA, Yuc.- En el último año, poco más de un centenar de mujeres tuvieron la oportunidad de hacer realidad su deseo de ser madres, luego de haberse topado en el camino con Vida y Familia (Vifac), que les tendió la mano justo cuando vislumbraban un futuro gris.

Ahora la mayoría de ellas, indica Casandra Tomasini, coordinadora de difusión de Vida y Familia, están con sus hijos y abriéndose camino, tras la capacitación recibida en esta casa hogar.

Vifac tiene capacidad para atender entre 25 y 30 beneficiarias y actualmente tienen a 15 internas y cuatro externas a quienes se les ofrece de manera gratuita alimentación, ayuda psicológica, médica, además de que participan en talleres de capacitación para que, una vez que salgan, tengan las herramientas para salir adelante con sus bebés.

Se atiende a personas del Interior del Estado, Q. Roo, Chiapas, Veracruz e incluso de Guatemala

En el país hay 24 casas hogares de Vifac, además de tres oficinas de enlace, mediante las cuales canalizan a las mujeres que necesiten ayuda.

En el caso de Mérida, Vifac tiene 18 años, siendo su actual presidenta la señora Silvia Sardi González, y a fin de difundir el trabajo que realizan y que la ayuda llegue a más personas, tienen un convenio de trabajo con varios DIF del interior del Estado.

“Muchas veces hay embarazadas que requieren nuestro apoyo y no saben que existe Vifac para ayudarlas”, señaló.

Casandra Tomasini indica que en ocasiones hay una interpretación distorsionada de Vifac, pues piensan que es una casa de adopción, cuando no es así, pues somos un espacio donde se les brinda toda la atención gratuita.

El año pasado atendieron a 115 mujeres, y se dieron cuatro bebés en adopción, señaló.
Las mujeres que atienden, dijo, se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, ya sea al ser abandonadas por su pareja, violencia, embarazo no deseado, menores de edad a quienes les cerraron las puertas de su hogar, entre otras situaciones.