MÉRIDA, Yuc.- La entidad ocupa el lugar número 19 a nivel nacional en violencia laboral femenil, al presentar un porcentaje de 25.5 por ciento (aproximadamente una de cada 4) de mujeres mayores de 15 años, siendo las causas principales el impedimento o limitaciones para realizar determinadas tareas o funciones, reservadas para los hombres, menor salario al realizar el mismo trabajo y menos oportunidades de ascenso que un varón. 

Según el Inegi, en cuanto a violencia laboral, Yucatán se encuentra un punto porcentual debajo de la media nacional, que es de 26.6 por ciento.

“Los hombres deben de cambiar los paradigmas enseñados por los padres, al ser estos los principales obstáculos para que las mujeres no ocupen puestos de decisiones en las empresas, por lo que se debe de trabajar con las nuevas generaciones”, señaló la presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres de Yucatán, Lorena Gamboa Sosa.

Explicó que otra de las maneras para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres es la preparación, por lo que es importante tener la iniciativa de cuestionar y aprender de las personas con experiencias.

“Es importante darle más espacios a la mujeres, ya que esto actualmente aún no se ve de manera significativa, por lo que se tiene que cambiar la cultura de los hombres, principalmente de los jóvenes que vienen acelerados”, precisó.

Dijo que ambos sexos deben de entender que no son competencia, sino trabajar de la mano para que la empresa o negocio se consolide y que todos salgan beneficiados, aunque ya se están viendo cambios, aún falta mucho por hacer.

“Si la mujer hace un equipo de trabajo con su pareja, hijos, empleados o compañeros del trabajo, es seguro que se tengan buenos resultados para todos. Es importante acabar y dejar de minimizar los trabajos entre ambos sexos”, indicó.