Adán Escamilla/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Tremendo accidente en la colonia Vicente Solís provocó un mecánico que manejaba un vehículo en reparación, por lo que en minutos, el coche pasó de tener una simple falla a presentar una volcadura.

El accidente ocurrió cuando, por no fijarse bien en el camino, el mecánico Raúl Santiago Fernández Hernández no vio una señal de alto que tenía en la esquina de la calle 28 con 79-C de la colonia Vicente Solís, así que la camioneta Ranger que guiaba fue colisionada por una vagoneta Windstar que transitaba con preferencia.

El golpe volcó a la primera unidad, que se arrastró hasta chocar contra la nariz de un Versa estacionado.

Raúl Santiago no era dueño de la Ranger, sino que, como parte de su trabajo como mecánico, manejaba el vehículo para hacerle una revisión, con tan mala suerte que la chocó.

Ambos conductores salieron a pie de los vehículos por lo que llegó la policía así como las aseguradores a ver la forma para arreglar este peculiar accidente.