Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con mucha suerte corrió una familia luego de que la camioneta en que viajaba diera al menos tres volteretas hasta estamparse contra un árbol en la hondonada central del Periférico de Mérida.

Alrededor de las 2:30 de la madrugada del martes, un sujeto manejaba una camioneta Tornado sobre la citada vía, pero al llegar al kiló- metro 16, le ganó el sueño, por lo que al cerrar sus ojos, perdió el control de su vehículo, giró varias veces hasta que un árbol detuvo su alocada marcha.

Por suerte, ni el conductor ni los tres menores que viajaban con él resultaron lesionados de gravedad, aunque sí un poco “zarandeados” y con un gran susto.

En tanto, la carga de un camión terminó volcándose en la esquina de la calle 39 por 82 a la salida de Progreso, luego de que la unidad que la transportaba diera un giro demasiado violento.