Mérida, Yuc.- En los últimos años, Yucatán ha avanzado en la atención de la retinopatía en bebés prematuros (ROP) con la aplicación del tamiz oftalmológico a los recién nacidos.

En visita reciente al Estado, Marco Antonio de la Fuente Torres, presidente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, indicó que uno de los logros de esta asociación es la inclusión en la Cartilla Nacional de Salud la revisión de la integridad visual a los bebés antes de cumplir 28 días de nacidos.

Actualmente Yucatán se encuentra entre los 29 estados de la República que cuenta con personal médico capacitado para detectar retinopatía en bebés.

La retinopatía del prematuro es una enfermedad que provoca el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la retina, capa de tejido nervioso del ojo que permite ver. Este crecimiento puede provocar que la retina se desprenda de la parte posterior del ojo, lo cual puede producir ceguera. Algún grado de ROP se produce en el 50 por ciento de todos los nacimientos prematuros, y el 10 por ciento de estos niños necesita tratamiento.

El especialista mencionó que previo a la reforma en materia de salud del año 2013, únicamente existían mecanismos de identificación de un número muy limitados de estados, donde los médicos especialistas no estaban capacitados para la detección y tratamiento de este tipo de anomalías que, necesariamente, representan un riesgo muy importante para la calidad de vida del prematuro en su etapa adulta.

En 2007, sólo 10 de las 32 entidades federativas tenían los medios para la detección del ROP: el Distrito Federal (ahora Ciudad de México), Baja California, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, San Luis, Puebla, Sonora y Yucatán.