José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios de los Servicios de Salud de Yucatán ha impuesto cierres de restaurantes y otros lugares donde vendan bebidas alcohólicas, en las inmediaciones de playas yucatecas, por presuntas irregularidades sanitarias y falta de permisos vigentes.

Miguel Ángel Soberanis Luna, titular de la dependencia, dijo que hasta el momento no se han registrado cierres ni multas por venta de bebidas adulteradas o venta a menores de edad.

Sin dar a conocer el número de negocios clausurados en la temporada veraniega ni detalle de las sanciones, recordó que las multas por las irregularidades mencionadas pueden ascender hasta un millón de pesos.

También te puede interesar: Agua, transporte y basura: los problemas de una Mérida que crece

Los establecimientos pueden ser sancionados por incumplir la Norma Oficial Mexicana (NOM) 25, que regula el buen uso y manejo de alimentos.

Soberanis Luna indicó que la norma establece que deben contar con instalaciones que eviten la contaminación de las materias primas, alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

Esta norma también estipula que los equipos deben ser instalados en forma tal que el espacio entre ellos mismos, la pared, el techo y piso, permita su limpieza y desinfección; de igual manera la ventilación debe evitar el calor y condensación de vapor excesivos, así como la acumulación de humo y polvo.

“Hemos reforzado la vigilancia en la costa, en esta temporada de vacaciones de verano, se verifica que la refrigeración de alimentos sea adecuada, debido a que su descomposición es más rápida al ser pescados y mariscos”.

El funcionario reiteró que el objetivo es que los establecimientos de comida cumplan con la normatividad para que todos los comensales tengan seguridad al consumir los alimentos que expenden.