MÉRIDA, Yucatán.- Luego de que los frentes fríos propiciaran temperaturas alrededor de los 10 grados en Yucatán, se desataron problemáticas de salud en personas diagnosticadas con artritis reumatoide, propiciando que su organismo sienta dolor en huesos y articulaciones, principalmente en dedos de manos y pies, cadera y rodillas.

“Si bien las condiciones climáticas no son una causa para el desarrollo de la artritis reumatoide, sí influyen en cómo se siente el paciente de esta enfermedad autoinmune. El factor climático es capaz de aumentar el dolor o la rigidez, especialmente durante la mañana o al anochecer”, dijo Jacinto Herrera León, presidente del Capítulo Península del Colegio Mexicano de Reumatología.

También te puede interesar:¡Aguanta Yucatán! El frío comenzará a ceder mañana

El especialista apuntó que algunos pacientes se quejan de dolor y malestar aunque no llueva o haga frío y ello ocurre por la denominada presión barométrica. Cabe recordar que estudios internacionales señalan que Yucatán ocupa el primer lugar en prevalencia de artritis reumatoide en mujeres a nivel mundial, con una tasa de 2.8 por cada cien mil habitantes, que supera la media nacional y mundial que es de 1.3.