Gerardo Keb/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La degradación de los arenales de la playa de Chicxulub Puerto y el embate del mar, que afecta cada día más a las casas veraniegas, significa un grave problema para el sector pesquero, ya que desaparece la zona en donde las embarcaciones ribereñas se colocan para protejerlos de las marejadas, según señalaron los hombres de mar de esta comisaría.

Ante la llegada del norte pronósticado para los próximos días, pescadores de Chicxulub Puerto manifestaron lo difícil que les resulta el resguardar sus lanchas de las inclemencias del tiempo, al no contar con un puerto de abrigo.

Los pescadores aseguran que normalmente colocan sus lanchas sobre la arena de la playa, que funciona como sitio natural de resguardo, pero desafortunadamente ante el incremento en la erosión en la zona, ya no tienen donde poner las embarcaciones.

El algunas zonas los arenales prácticamente desaparecieron, esto debido al acercamiento del mar a las casas de la primera línea de construcción.

Los dueños de las lanchas se ven obligados a llevar sus embarcaciones a otros sitios, como la calle, para protegerlas de los embates del oleaje provocado por el norte.