Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Estudios presentados por biólogos marinos, entre ellos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con centro de investigación en Sisal, indican que el pepino de mar en la Península de Yucatán corre el riesgo de desaparecer debido a la sobreexplotación, y que esto podría llevar a la cancelación de esta actividad pesquera con una declaratoria de veda permanente.

La captura del equinodermo se abre en el Estado durante una temporada de 15 días, generalmente en abril o mayo, por lo que el resto del año la especie está en veda para su reproducción. No obstante, por la demanda de la especie, que en su mayoría se consume en Asia, algunos pescadores optan por capturarlo durante la veda, lo que conlleva a un severo daño al ecosistema marino.

También te puede interesar: ¿Te imaginas recorrer en tren Mérida, Chichén y Uxmal?

“Si no cuidamos el pepino de mar y cerramos un poco la captura, vamos a tener problemas muy severos, ya que puede desaparecer, y eso afectaría la actividad económica de varios pescadores en la costa”, señaló el subdelegado de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Félix Luna Gómez.

Aseguró que de reducir el tiempo de captura de esta especie se corre el riesgo de que se merme la actividad económica de los pescadores.

“El problema es que ya no hay producción, el pepino de mar se ha ido moviendo, pues antes había en toda la costa del Estado y ahora se concentra más en la parte de Dzilam de Bravo, por la misma captura”.