MÉRIDA, Yuc.- El más reciente informe epidemiológico confirmó que Yucatán ocupa el primer lugar a nivel nacional en casos de influenza y fallecimientos relacionados con el padecimiento respiratorio debido a que cuatro de cada diez contagios que se registran en el país corresponden al estado.

Con corte al 12 de julio, las cifras oficiales indican que en la entidad se han confirmado 92 casos positivos de influenza y cuatro defunciones, producto de 998 cuadros “sospechosos” de enfermedad tipo influenza/ infección respiratoria aguda grave (ETI/IRAG). El 97 por ciento corresponde a la cepa AH1N1.

En casos positivos de influenza, la Península de Yucatán concentra el 63 por ciento de total nacional (92 casos de Yucatán, 39 de Quintana Roo y 10 de Campeche).

Defunciones 

En cuanto a las defunciones por el mal respiratorio, hace unos días informamos que habrían entre 15 y 20 muertes relacionadas con la enfermedad y entre ellas figurarían al menos tres pacientes pediátricos (niños).

En algunos hospitales públicos de Mérida se han registrado hasta ahora de manera extraoficial, seis muertes en uno y 11 en otro. En el interior del Estado también se sabe que han ocurrido defunciones en Chicxulub, Hunucmá y Motul.

Estos fallecimientos se darían a conocer de manera oficial en las próximas semanas.

Apenas esta semana, el secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, afirmó que solo había 40 casos positivos de influenza y una defunción confirmada porque “hay un desfase de dos semanas con los reportes de la federación”, y dijo que la dictaminación de las muertes puede durar hasta un mes.

Con las cuatro defunciones que se dieron a conocer de manera oficial, Yucatán ocupa el primer lugar en este rubro seguido de Quintana Roo, con tres (39 contagios). Así, la Península registra siete (54%) de las 13 muertes por influenza confirmadas a nivel nacional.

Sinaloa registra dos fallecimientos, Ciudad de México, Veracruz, Michoacán y Tabasco, reportan una muerte por influenza cada uno.

El porcentaje de casos positivos, respecto a los casos sospechosos en Yucatán, que es de 9.2, supera la media nacional que es de 5.2.