MÉRIDA, Yucatán.- Por segunda ocasión, el Juzgado Segundo de Control difirió la audiencia intermedia del caso del feminicidio que se sigue a Eduardo E. R. C, por asesinar a su esposa en junio pasado en Plaza Fiesta, la defensa solicitó exámenes psiquiátricos para determinar su salud mental.

El argumento de los defensores, señala que Eduardo tiene un padecimiento que lo convierte en agresivo y no es responsable de sus actos.

La audiencia fue reprogramada para el próximo día 21, fecha en que los defensores esperan tener los resultados de los exámenes que determinen que su cliente es inimputable (persona que no puede ser declarada como culpable) del asesinato.

También te puede interesar: A la cárcel 4 años por vender cocaína cerca de una primaria

En días pasados el psiquiatra adscrito al Centro de Readaptación Social del Estado, Arsenio Rosado Franco, presentó al juez el resultado del estudio efectuado al acusado, en el que informó que presenta retraso mental.

Como informamos, en junio pasado, Eduardo Enrique, de 28 años, asesinó a su esposa Jéssica Esmeralda, de 25, de certera puñalada en el corazón, tras discutir en Plaza Fiesta, porque la mujer se negó a reanudar su relación, ya que estaban separados desde hace tiempo y presuntamente la mujer ya tenía otra pareja.

El ahora imputado fue detenido por testigos y vigilantes de ese centro comercial y entregado a agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.