Candelario Robles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, reveló que Yucatán se incluirá en una segunda etapa del Tren Maya con la vía Valladolid-Punta Venado, misma que podría ser terminada antes que el proyecto de la primera etapa, sobre todo porque se busca que sea construido con recursos de la iniciativa privada con la que ya se tiene pláticas.

En entrevista telefónica con MILENIO NOVEDADES, el arquitecto y ex secretario de Turismo de Tabasco rechazó que se excluya a Yucatán del ambicioso proyecto del nuevo gobierno federal para desarrollar las zonas del sureste y la península.

El próximo funcionario federal adelantó que sostendrá una reunión con los empresarios yucatecos para invitarlos a incorporarse al proyecto del Tren Maya, como expertos y pioneros del desarrollo turístico de la región de la península, además de escuchar sus propuestas que sobre el tema se tiene, “vamos a necesitar de su capacidad y conocimiento para que se estén incorporando de manera inmediata al proyecto: necesitamos su inversión y de su conocimiento sobre el tema”.

Destacó que con el ferrocarril la zona sureste del país empezará a tener un desarrollo equilibrado, y Yucatán será un actor muy importante del plan de nación del nuevo gobierno federal que encabece Andrés Manuel López Obrador.

Hay mucha inquietud en Yucatán sobre el tema del Tren Maya, ¿Se contempla a la entidad dentro del proyecto?

“Por el momento no pasa por Yucatán. Yo sé que a muchas personas del sector empresarial les inquieta esto, pero yo no lo vería así, porque sí están invitados los yucatecos, que son grandes emprendedores e importantes inversionistas, a participar en el proyecto. Esto es un poco como lo que sucedió hace 50 años en Cancún, que en Yucatán despertó gran inquietud el desarrollo del Caribe, y que no se les haya tomado en cuenta, pero si uno ve los resultados después de ese tiempo, se ve que los empresarios yucatecos están perfectamente posicionados en Cancún y toda la Riviera Maya. Entonces no debe despertar preocupación para los empresarios, ellos están invitados a participar”.

"La experiencia turística de Yucatán es tremenda en toda la región, entonces los necesitamos para consolidar este proyecto que impulsará el desarrollo en la zona". 

¿Cómo sería esa participación?

“Es importante entender que son dos etapas del proyecto, la primera es una fase muy clara de conectividad donde hay una gran demanda de servicios de comunicación entre Cancún y Tulum, y la otra es una etapa, en la que hay que desarrollar una región donde no hay absolutamente nada. Sin embargo hay grandes potenciales en término de atractivos culturales y naturales. Entonces la idea del tren es ayudar a emparejar un poco las zonas de desarrollo de la región, y en el sur de la península hay puntos que están sin actividad económica suficiente, y llevar el desarrollo a donde el país tiene un gran potencial. Entonces aquí el llamado a los yucatecos es su comprensión y su participación en estos proyectos. Hay una gran experiencia en todo lo que es generación de productos turísticos, desde la parte hotelera, desde la parte de la construcción… Hay muchísimas cosas que los yucatecos han demostrado realizar, desde sus inversiones en la Riviera Maya que pueden trascender en la zona, son expertos en tratar y desarrollar los temas turísticos.”

¿Qué opciones podría tener Yucatán para sumarse al proyecto?

“Hay una parte muy importante para los inversionistas, que es una segunda etapa del proyecto del tren maya, la ruta de Valladolid-Punta Venado. Ese proyecto está abierto a la inversión privada y aquí podrían participar los inversionistas locales y extranjeros.”

¿Se prevé entonces una segunda etapa del Tren Maya, en que se incluya a Yucatán?

“Esta etapa incluso sería más fácil, porque nosotros garantizamos unir la parte sur de la península, y ya tendremos un gran circuito maya, pero sí necesitamos generar nueva oferta, nuevos proyectos turísticos, nuevo impulso al turismo. Incluso lo que quiere Fonatur es generar nuevos productos para el sector. Aquí es donde es destacada la participación de la iniciativa privada yucateca, vamos de nuevo al ejemplo de los inicios de Cancún hace 50 años, en que los yucatecos han ayudado con sus inversiones a convertirlo en un polo de desarrollo y abierto oportunidades a la Riviera Maya”.

Este es el proyecto que fue presentado por los empresarios locales de la entidad.

Lee la nota aquí 

¿Cuál sería el impacto de la ruta Valladolid-Punta Venado?

“Punta Venado es un proyecto muy importante, que desarrolló el grupo Calica y otra empresa norteamericana, en el que se plantea un tramo con gran potencial para el traslado de productos y la explotación de la industria limpia en ese sector. Y desde ese punto se tendrá una excelente conexión a Puerto Progreso. Por lo que tendríamos una ruta ferroviaria conectada desde Balancán, Tabasco, hasta Puerto Progreso, Yucatán para exportar productos que se realizan en todo el sureste mexicano. Nos permitiría cerrar un circuito maya de gran longitud. Por eso nosotros pedimos al pueblo yucateco, a los empresarios y a las autoridades su comprensión. Que no vean esto como una exclusión, no, para nada, sino como una oportunidad de progreso para toda la región sureste y la península de Yucatán”.

¿Se espera alguna reunión en los próximos días con el sector empresarial yucateco?

“Por supuesto que sí. Hace algunos días hablé con la persona que estará como representante del nuevo gobierno de la República en Yucatán, y me preguntó sobre la disponibilidad para entablar un diálogo con los empresarios y autoridades, será para finales de agosto, para presentarles el proyecto completo e invitarlos a participar de él. La experiencia turística de Yucatán es tremenda en toda la región, entonces los necesitamos para consolidar este proyecto”.

¿En qué tiempo se desarrollaría la primera etapa del proyecto?

“Creemos que el desarrollo de la primera etapa se realizaría en unos cuatro años, estamos hablando que sería desde Cancún hasta Palenque, en unos cuatros años es la meta de tener la vía completa. Y lo importante es que la segunda parte, en que se incluye a Yucatán, si los inversionistas lo deciden, así se empezaría a la par de la primera y el desarrollo sería en menos tiempo, es un tramo más corto de unos 100 kilómetros, la que sería muy eficiente para los efectos de carga, es decir, tendría otro propósito”.

Alianza de Camioneros, 'en crisis': pide al Gobierno cubrir deuda

Tema del gas natural

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Juan Manuel Ponce, precisó que la demanda de gas natural que necesita la industria yucateca es de unos 50 millones de pies cúbicos diarios, por ello es de suma importancia planear la red de ductos que lleguen a la zona de la península.

En entrevista el dirigente empresarial recordó que actualmente el principal consumidor de gas natural en la región es la CFE)con un consumo promedio de hasta 80 millones de pies cúbicos diarios.

Detalló que los empresarios de la industria de la transformación yucateca realizan un estudio a fondo para conocer con precisión el consumo de gas que se necesitará el sector, sobre todo con la integración de grandes empresas como la Cervecería Yucateca y la planta de Envases Universal.

Ponce Díaz indicó que con la entrada del nuevo proyecto de ductos que realice la empresa Engy se podrá abastecer a la península hasta con 250 millones de pies cúbicos de gas natural y en una segunda etapa hasta 350 millones de pies cúbicos diarios.