Redacción/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Ayuntamiento en Mérida amplia el programa “Médico a domicilio”, esta vez en beneficio de mujeres embarazadas y en situación de vulnerabilidad.

Con la finalidad de continuar con los programas y acciones para mejorar la calidad de vida de los meridanos, así como atender a las personas más vulnerables, la presente administración municipal, puso en marcha el programa “Médico a Domicilio”, mediante el cual se brinda atención médica y medicamentos a la población que más lo necesita.

Debido a la creciente demanda que ha tenido el proyecto, Mauricio Vila Dosal, alcalde de la ciudad, anunció la segunda etapa del proyecto, que incluirá la atención prenatal a mujeres embarazadas y que no son derechohabientes de alguna institución.

También te puede interesar: Vive Aeropuerto de Mérida un año de 'alto vuelo'

Asimismo señaló que para esta atención, el personal contará con un equipo dópler obstétrico para la localización y audición del latido cardiaco fetal, utilizado en el Programa Municipal de Control Prenatal.

A través del Sistema Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Municipal y el Centro Municipal de Atención Nutricional y Diabetes (Cemanud), se brindará atención nutricional a la madre con consultas, talleres de lactancia, canastilla nutricional, servicio de comedor y en caso de que no pueda desplazarse a los servicios, se le visitará en su casa.

Respecto al control médico a mujeres gestantes, detalló que se está enfocando a dos grupos de población: 1) Aquellas que no son derechohabientes de ninguna institución pública de salud y por tanto carecen de la seguridad social en esta materia, y 2) Las que sí son derechohabientes pero por alguna razón no reciben control médico durante el embarazo.

“El control prenatal es uno de los temas de mayor urgencia en Mérida y el enfocarnos en su cuidado también refuerza la política transversal de apoyo a las mujeres del Ayuntamiento”, concluyó.