Mérida, Yuc.- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome) informó que por la celebración del Día de San Valentín espera una derrama superior a los 525 millones de pesos, cifra que representa un incremento del cinco por ciento en las ventas en comparación con lo obtenido en 2017, cuando los comercios reportaron ingresos por 500 millones de pesos.

Todo este mes los establecimientos han vendido artículos relacionados con el Día del Amor y la Amistad. Como se informó oportunamente, a partir de hoy y hasta el miércoles el comercio informal cuenta con 50 permisos para la venta en las calles del primer cuadro de productos alusivos a esta celebración.

“Restaurantes, bares, cines y cafeterías registran mayor consumo de los meridanos”, precisó Michel Salum Francis, presidente de la Canacome.

Detalló que los productos con mayor demanda en estas fechas son las flores, chocolates, globos y peluches, así como artículos electrónicos, como celulares y tarjetas electrónicas, calzado, ropa, perfumería y joyería.

El Día del Amor y la Amistad deja cifras positivas para el comercio formal local, pues cada año Mérida registra un aumento en el porcentaje de ventas superior a lo obtenido a nivel nacional.

Se prevé que en Mérida las ventas incrementen un cinco por ciento, lo doble a lo estimado a nivel nacional; la derrama en la entidad este 2018 por los festejos del 14 de febrero será superior a los 525 millones de pesos, reiteró Salum Francis.

El dirigente empresarial señaló que de acuerdo con datos proporcionados en 2017 por la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) este año se espera que los restaurantes y cafeterías, así como negocios de bebidas, licores, flores, dulces y chocolates sean los que más eleven sus ventas.

En el rubro de esparcimiento, destacan los cines, teatros, parques de diversiones y centros de espectáculos, mientras que otros establecimientos que también se verán beneficiados son los especializados en artículos electrónicos, como celulares y tarjetas electrónicas, así como ropa, calzado, perfumería y joyería.