Mérida, Yuc.- Los vendedores de productos del mar en la capital yucateca ajustaron nuevamente el precio de sus productos, tal es el caso del mero, que hasta el mes pasado se cotizaba en 130 pesos el kilo, ayer se vendió hasta en 180, un incremento de 50 pesos a como normalmente se comercializa en centros de abasto y supermercados de la ciudad.

Como informamos, durante la primera semana del operativo de Cuaresma 2018 a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), se sancionaron por lo menos seis establecimientos y se verificaron cerca de 50 instrumentos de medición.

El operativo de vigilancia en las playas de la costa yucateca para evitar un incremento injustificado de precios en los restaurantes comenzará en los próximos días.

Mediante un recorrido realizado por reporteros de Milenio Novedades se constató que los productos del mar registraron los siguientes precios: mero entero $150, rebanado $180, filete $250.

El cazón hasta hace unos días se conseguía en $80, ahora se cotiza en $100. Productos del mar como rubia se venden en $80 entera y rebanada $120; mojarra $120, filete $160, sus precios incrementaron entre 20 y 30 pesos. Estos productos se consiguen en los supermercados hasta 50 pesos más caros.

Los precios se incrementan por la temporada, pues hay una mayor demanda de los yucatecos, quienes acostumbran consumir este tipo de productos durante los viernes de Cuaresma y rumbo a la Semana Mayor, comentaron los oferentes de los mercados Lucas de Gálvez.

Dicho ajuste también se vio reflejado en el sector restaurantero donde el precio del mero frito se cotizó hasta en 200 pesos, porque persiste una dificultad para acceder a este producto, comentaron comerciantes del área de restaurantes del Lucas de Gálvez.