José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Los hábitos de vida hoy en día promueven comportamientos sedentarios perjudiciales para la salud y esto se refleja en la población infantil. La inactividad física se considera uno de los mayores factores de riesgo de la enfermedad cardíaca e incluso se ha establecido una relación directa entre el estilo de vida sedentario y la mortalidad cardiovascular.

“Ha habido un incremento en el número de calorías que ingieren los niños, lo que se combina en algunos casos con la disminución de la actividad física. Hay menores que no realizan ejercicio y sólo están sentados frente a una computadora o con el celular durante muchas horas”, advirtió el especialista José Enrique Baqueiro Cárdenas, director de Nutrición y Enfermedades Crónicas de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY).

Indicó que los padres de familia deben hacer conciencia de que muchos de sus hábitos los heredan los hijos y éstos se vuelven potencialmente obesos y candidatos a padecer enfermedades crónicas, como la diabetes e hipertensión arterial.  

Mencionó que estas enfermedades se presentan a edades cada vez más tempranas y que en el Estado se han detectado casos de diabetes mellitus tipo 2, relacionada con el sobrepeso y la obesidad, en menores de 12 y 13 años.

Por su parte, Eduardo Patrón Amador, cardiólogo del Centro Médico de las Américas (CMA), afirmó que una persona sedentaria tiene más riesgo de ser obesa, padecer diabetes, tener el colesterol alto y sufrir un infarto de miocardio.

Además, las personas sedentarias presentan otros hábitos de vida perjudiciales, como fumar y consumir comida rápida.

“El desarrollo de placas de colesterol sobre las arterias coronarias se inicia a edades tempranas, influenciado por predisposición genética, pero también por factores de riesgo cardiovascular. La mejor forma de prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil es tener una alimentación adecuada y realizar ejercicio físico de forma regular”, recomendó.

Se ha demostrado que con la práctica del ejercicio, el organismo se hace “más resistente y menos vulnerable” a padecer infecciones y otro tipo de enfermedades, y además mejora la capacidad de realizar un esfuerzo físico, manteniendo la vitalidad y reforzando la agilidad en personas de edad avanzada. 

“A nivel cardíaco el ejercicio previene la enfermedad coronaria y disminuye la aparición de factores de riesgo cardiovascular”, apuntó.

Eleva las consultas de cardiología 

La causa más frecuente de consulta y hospitalización en la especialidad de cardiología es la cardiopatía isquémica, este padecimiento abarca la angina de pecho estable e inestable y, los infartos al miocardio.

Estos tres rubros ocupan el 48 por ciento de la consulta externa, informó el especialista Julián Borges Moreno, Jefe de Cardiología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE).

Este padecimiento también es la principal causa de muerte por enfermedades cardiacas. La causa más importante y frecuente de la cardiopatía isquémica es la arteriosclerosis, que es la obstrucción de las arterias coronarias por placas de grasa, lo cual impide el aporte de sangre al miocardio.

El médico explicó que los factores de riesgo de padecer esta enfermedad, que se presenta con mayor frecuencia en varones, son el sedentarismo, colesterol alto, hipertensión, diabetes mellitus, estrés y el tabaquismo.

“El segundo lugar, con el 40 por ciento lo ocupan los problemas del corazón que se presentan cuando este órgano se cansa y deja de funcionar adecuadamente. En este caso el paciente requiere un marcapasos. A estos problemas, le siguen las lesiones valvulares por fiebre reumática y algunos casos ahora muy escasos de cardiopatía congénitas en adultos, los cuales se resuelven sin necesidad de corazón abierto por medio de un cateterismo”, señaló Borges Moreno. 

En la consulta externa, la especialidad de cardiología de la UMAE ya atendió este año a dos mil 824 pacientes y 917 en hospitalización, entre estos pacientes se registraron 11 defunciones los cuales eran mayores de 80 años en los que su estado de salud se complicó por padecer otras patologías. 

El especialista Julián Borges recomendó hacer ejercicio, controlar el sobrepeso; en caso de los pacientes diabéticos controlar sus niveles de glucosa, si son hipertensos mantener controlada su presión arterial.

En caso de tener colesterol elevado, con medicamentos indicados por su médico puede reducir este índice. También aconsejó dejar de fumar y, consumir más frutas y verduras y menos grasas saturadas, almidones y pastas.