Notimex
MÉRIDA, Yuc.-  La llegada de 2013 abre en el sureste la puerta para la reanudación, no sólo de los votos y propósitos de cada calendario, sino de la primera tradición del año nuevo, una convivencia familiar alrededor de la mesa con el recalentado.

Así, este día, los habitantes de esta zona del país, después de descansar unas horas, se reúnen en convivencias domésticas para seguir la jornada de anoche y comer lo que no pudieron acabar en la cena de "La Noche Vieja".

El recalentado o "nach", como se le denomina en la península de Yucatán, tiene una amplia gama de opciones gastronómicas que satisfacen los gustos de quienes las tienen como comida tradicional o que por ser visitantes las prueban por vez primera.

En Yucatán, las familias consumen pavo horneado o asado con el correspondiente caldo y pastas, como el spaguetti guisado en varias modalidades, con pierna o lomo al horno o mechado, acompañado de souflés de arroz o papa, con acompañamientos como frijol refrito, botanas y postres.

Adicionalmente, refrescos de frutas, embotellados, cervezas y licores locales como el anís de origen yucateco denominado "Xtabentún", y otros más nacionales o internacionales, dependiendo de los bolsillos, son recurridos en la zona.

Todo ello, tras haber asistido a la primera misa del año, o bien haberlo hecho anoche, los que completa la tradición del primer día del año en los hogares yucatecos.