Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) cuenta hasta el momento con 74 quejas contra constructoras o vendedores de viviendas, la mayoría porque no hicieron válida la garantía, es decir, al momento de la venta prometieron un concepto de hogar, pero al llegar el comprador al lugar, la calidad del acabado, el impermeabilizado y otros aspectos, no cumplían con lo pactado.

El delegado en Yucatán de la Profeco, José Nevárez Cervera, explicó que este tipo de quejas no está en su “top ten”, ya que las empresas están en “la mejor disposición de llegar a un arreglo”.

También te puede interesar: Van más de 87 mil los casos de conjuntivitis en Yucatán

Para la ley, los defectos o fallas graves son los que no permiten el uso pleno o la seguridad del inmueble, además de impedir que el consumidor use y disfrute del bien inmueble.

Comentó que se han realizado diversos procesos conciliatorios, “en muchos casos es falta de comunicación con el cliente y en otros acuden a las dependencias como garantía de que se solucionará su inconformidad”.

Al momento de presentarse una queja de ese tipo ante la Profeco, la dependencia solicita toda la documentación para corroborar que el inmueble cuente con los permisos necesarios y hasta el momento no se han registrado casos de este tipo.

Informó que 29 quejas han sido por la negativa de hacer válida la garantía de la vivienda, 14 por el incumplimiento de los plazos de entrega, 13 por oponerse a ella, 10 por negarse a devolver el depósito, seis por defecto de fabricación y una por deficiencia en la reparación, así como por no corregir los errores de forma adecuada.