17 de Noviembre de 2018

El poder de la pluma

Amparados...en desamparo

Hasta la fecha, los maestros no han sido afectados directamente por los efectos de la nueva Ley.

Compartir en Facebook Amparados...en desamparoCompartir en Twiiter Amparados...en desamparo

Mucho ruido anda haciendo Elba Esther Gordillo con los amparos en contra de la reforma laboral hecha el año pasado,  pues, con el argumento de presuntas afectaciones a los trabajadores de la educación, se ha dedicado a engañar a los maestros utilizándolos como sus peones de batalla en su enfrentamiento personal y político con Emilio Chuayffet, titular de la SEP.

En primer término es necesario dejar en claro que la reforma a la Ley Federal del Trabajo se encauzó  principalmente a los trabajadores del apartado A del artículo 123 constitucional, y no a los incluidos en el apartado B, donde se cobija el magisterio, pues, hasta la fecha, los maestros no han sido afectados directamente por los efectos de la nueva Ley. Entonces no es necesario que el SNTE promueva un amparo colectivo.

En su afán de levantar más polvo, también argumentan supuestas afectaciones que derivan de la reforma educativa, específicamente con los artículos 3º, fracciones III, VII y VIII, la adición de la fracción IX, y 73 fracción XXV, en donde, con la creación del Servicio Profesional Docente y el INEE (Instituto Nacional de Evaluación Educativa), los maestros deberán rendir cuentas de su desempeño en el aula y su preparación profesional, algo bueno si se busca elevar la calidad de la educación. Ya es tiempo de frenar la corrupción y los abusos en contra de la sociedad, como sucede en Oaxaca, Michoacán y Guerrero.

Ampararse contra supuestos no procede, sólo se engaña a los maestros. La Ley de Amparo vigente postula en su artículo 73 que el juicio de amparo es improcedente contra leyes, tratados y reglamentos que, por su sola vigencia, no causen perjuicio al quejoso… (fracción VI), así también, contra las resoluciones o declaraciones del Congreso Federal o de las Cámaras que lo constituyen… (fracción VIII). Más claro que el agua no puede ser.

Acaso ya se les olvidó cuando más de 300 mil maestros se ampararon contra la nueva Ley del Issste y, al final fueron estafados con 300 pesos cada uno, ya que ninguno procedió. Esperemos que los maestros se informen bien para no ser usados como carne de cañón en una estéril lucha por conservar privilegios y prebendas que sólo benefician a la cúpula del SNTE.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios