20 de Octubre de 2018

Yucatán

Anarquía en crecimiento urbano de Mérida

La Dirección de Desarrollo Urbano realizará un censo para conocer la situación de las personas que edifican en terrenos, incluso de tipo ejidal.

En la zona limítrofe entre Mérida y Umán se construyen viviendas sin regularización. (José Acosta/SIPSE)
En la zona limítrofe entre Mérida y Umán se construyen viviendas sin regularización. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Anarquía en crecimiento urbano de MéridaCompartir en Twiiter Anarquía en crecimiento urbano de Mérida

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Para tener mayor certeza del crecimiento inmobiliario que ocurre en Mérida, la Dirección de Desarrollo Urbano (DDU) realizará un censo que permita conocer los datos y la situación de las edificaciones en esos terrenos, incluso de tipo ejidal, que se han otorgado como espacios de vivienda.

Y es que en el norponiente y nororiente de la ciudad se han detectado edificaciones irregulares, lo cual se ve reflejado en la carencia de servicios básicos.

El titular de la DDU, Federico Sauri Molina, explicó que si bien la parte fuerte del crecimiento habitacional después del Periférico se da por la construcción de fraccionamientos que cumplen con la normatividad para su creación, es un hecho que otras personas ocupan terrenos que, por su ubicación, no permitirán que el municipio les proporcione los servicios básicos, al menos en el corto plazo.

Indicó que con base en las solicitudes de permisos de construcción y de servicios básicos como luz, agua, drenaje y pavimentación que llegan hasta la dirección a su cargo tienen una idea de la expansión habitacional que se registra después del Periférico en esta ciudad capital, en la parte que va del nororiente al norponiente.

Les interesa verificar, sobre todo, la situación que ocurre en Dzityá, Chablekal y Temozón Norte. Aunque las comisarías han crecido, la expansión de las mismas se da por la cesión de terrenos del ejido, si bien los posesionarios no tienen las escrituras de las superficies que ocupan, dijo, no se consideran irregulares, porque son propiedad del ejido.

El funcionario explicó que el crecimiento de la ciudad ocurre principalmente de tres maneras, una son los desarrollos habitacionales de viviendas de diferente costo, desde la económica hasta la residencial; la segunda, que también es común, es la edificación en lotes, según la división de terrenos que tienen algunos particulares y, la tercera es la construcción en superficies que cede el ejido o algún ejidatario a quien corresponda la zona.

Explicó que es difícil tener certeza de la propiedad de la tierra y la regulación en cuanto a las construcciones que se realizan en la ciudad, por lo que el municipio realizará el censo este año para conocer mejor la realidad urbana, sobre todo en esa parte, que reporta un crecimiento mayor al usual.

Federico Sauri señaló que en la construcción de fraccionamientos grandes como Las Américas, Los Héroes e incluso Caucel, no tienen mayor problema porque los constructores cumplen la normatividad en la materia, desde la pavimentación de accesos, calles y la colocación de la infraestructura de servicios básicos, como luz y agua potable, e incluso el manejo de aguas residuales.

Pero existen otros, algunos de los cuales incluso especulan con las tierras, que venden superficies que no están cerca de alguna vía pública, lo cual les impide el acceso a los servicios básicos, ante esos casos el municipio sólo puede apoyarlos con asesorías sobre los trámites que deben realizar ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para extraer el líquido del subsuelo.

En el caso de la electricidad, según sus posibilidades, los particulares pagan a la CFE desde la colocación de los postes hasta de las líneas que transmitan la energía. 

Cuándo actúa la Corett

La Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra (Corett) sólo legaliza los terrenos que son expropiados a través de un decreto presidencial, por la firma de un convenio con los municipios o el Estado, o que sean de un particular con una superficie importante qué poner en orden. 

Esto último ocurre cuando algunas personas invaden la superficie y el propietario considera que será complicado expulsarlos, entonces opta por regularizar haciendo que éstos paguen el proceso de escrituración. 

El delegado de la Corett en Yucatán, Víctor Chi Trujeque, señaló que en algunos casos, como ocurre en Kanasín, aun cuando se considere que la intervención de la autoridad federal sería justa, si no encaja en ninguna de las tres situaciones, no pueden proceder. 

No obstante, cuando una persona es posesionaria de la tierra por la cesión de un derecho ejidal, si el ejido decide vender la superficie, quien la habita tiene el apoyo de la Constitución de obtener el derecho de pagar por ella. 

Las tierras sólo se les quitan a los posesionarios cuando se comprueba que no los usan.

En el norte de Mérida ya no quedan superficies para que la Corett regularice, los últimos terrenos que atendieron fueron Montes de Amé. Ahora están trabajando en el sur de la ciudad.

Autorizaciones

  • A partir de 2011, al Ayuntamiento de Mérida le compete la facultad de autorizar o no la construcción de fraccionamientos. Antes correspondía al Gobierno del Estado.
  • Según el censo de población y vivienda que aplicó el Inegi en 2010, en Yucatán existían 503 mil 106 viviendas, de las cuales 226 mil 529 están en Mérida.
  • Cuando se construye una vivienda fuera del Periférico, el propietario debe tener la anuencia de la DDU; deben ser viviendas sustentables y con acceso a servicios básicos.

Sufre Yucatán 5 mil invasiones de terreno

Por otro lado, en Yucatán existen al menos cinco mil asentamientos de viviendas irregulares en las que habitan 25 mil personas, lo cual significa que no tienen título de propiedad ni tampoco pagan impuesto predial, dijo el delegado en Yucatán de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett), Víctor Chi Trujeque.

Ante esta situación, han iniciado los trabajos para la firma de convenios con el Gobierno del Estado y los 106 alcaldes de esta entidad que permitirán a la dependencia federal hacer el trabajo de regularización de estas zonas habitaciones para que la población tenga certeza jurídica y un patrimonio.

“Todos los municipios, por pequeño o grande que sea su territorio, tienen superficie irregular, el cual es un espacio de tierra en el que una persona lo habita u ocupa sin que tenga un título de propiedad que lo justifique”, detalló.

En la periferia de Mérida existen miles de personas que carecen de documentos de propiedad

“El proyecto es que podamos regularizar estas tierras, lo cual permitirá que las personas tengan certeza jurídica y que los municipios amplíen su base tributaria, en fin, tiene muchas ventajas”, detalló.

El funcionario federal dijo que “la forma para regularizar que tiene Corett y que marca la ley es a través de la expropiación; no obstante, hoy en día la única que tenemos es en el municipio de Tekax, y fue en 2012. Todas las superficies que fueron expropiadas ahora están regularizadas, tenemos que encontrar nuevos mecanismos para regularizar los asentamientos humanos en Yucatán”.

Chi Trujeque agregó que el planteamiento indica que los convenios se puedan firmar a fin de mes, o en el próximo. 

“Estamos en acercamiento con el Gobierno del Estado, a través de la Consejería Jurídica; revisamos el convenio, y también se firmará un acuerdo; ellos participarán con los trámites que corresponden al Registro Público de la Propiedad y el Catastro”, apuntó.

“Entre los tres niveles de gobierno: municipio, estado y Federación haremos los amarres para apoyar a la gente. La autoridad debe estar ajustada al marco legal; el objetivo de la Corett es regularizar la tenencia de la tierra”, precisó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios