20 de Octubre de 2018

Yucatán

Animales eran esenciales en la cultura maya: UNAM

Durante un coloquio la investigadora Mercedes de la Garza destaca que los vínculos entre hombres y bestias eran de amistad y no tanto de dominio.

Para los antiguos mayas los animales eran más bien sus amigos que sus 'esclavos'. (indemaya.yucatan.gob.mx)
Para los antiguos mayas los animales eran más bien sus amigos que sus 'esclavos'. (indemaya.yucatan.gob.mx)
Compartir en Facebook Animales eran esenciales en la cultura maya: UNAMCompartir en Twiiter Animales eran esenciales en la cultura maya: UNAM

Agencias
MÉXICO, D.F .- La investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mercedes de la Garza, destacó que los animales eran esenciales en la cultura maya, lo que contribuyó a su desarrollo, pues eran intermediarios entre el humano y el más allá.

Para los mayas, la fauna era misteriosa y muchas de sus especies participaban de lo divino, sea como dioses, manifestaciones celestiales o símbolos de diversas ideas, señaló la investigadora en un comunicado de la UNAM, informa Notimex.

Durante el coloquio Animales, Violencia y Ética, De la Garza comentó que los animales eran considerados entes semejantes a los humanos en sus formas y comportamientos, por lo que se afianzaron en una relación de hermandad con ellos.

La exdirectora del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL), añadió que los veían como especímenes expresivos, por lo que establecieron lazos con ellos no sólo de dominio o de sumisión derivada de la lucha por la supervivencia, sino de amistad, amor y parentesco.

Durante la plática organizada por el Programa Universitario de Bioética, la investigadora indicó que las deidades mayas tenían rasgos antropomórficos y vegetales; los elementos naturales y los espacios cósmicos, animales.

Por ejemplo, el fuego solar era recreado en la guacamaya roja, el colibrí, el venado y el perro, mientras que el jaguar era el sol nocturno, agregó De la Garza en este acto organizado por el Programa Universitario de Bioética.

Las mariposas, escorpiones, arañas y ciempiés, remitían a la muerte debido a su proximidad con la tierra; por tanto, estos seres eran fuerzas tanto benéficas como maléficas.

Mercedes de la Garza abundó que estos ejemplos se pueden ver reflejados en el libro mítico “Popol Vuh”, en el que se narra que los primeros hombres, tallados en madera, eran incapaces de pensar y se convirtieron en monos.

Por su parte, la profesora de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), Paulina Rivero Weber, resaltó que Darwin fue más allá de su tiempo y planteó que todas las criaturas racionales o no, perciben el placer o el dolor del mismo modo.

“Parece que nuestro raciocinio nos alejó de la posibilidad de sentir, hasta convertirnos en el peor depredador del planeta y sus habitantes. La hostilidad ejercida hacia nuestros semejantes es diferente a la animal, para ellos, la agresión es importante para su supervivencia, para cazar, alimentarse, reproducirse, entre otros factores.

“En cambio, la humanidad justifica su violencia mediante la razón y ha abandonado la moral referida, paradójicamente entendida a través de la cognición”, aseveró.

Rivero Weber concluyó que se debe inventar un nuevo camino, ya que se ha perdido esa parte y lo restante no es funcional para los seres que somos, “de ahí la necesidad de la ética”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios