18 de Diciembre de 2017

Yucatán

Hace 37 años descubrieron el Cráter de Chicxulub

Las primeras teorías del choque de un meteoro en la zona se dieron en 1980, en la Universidad de California.

Imagen satelital de interferometría de radar de la Península de Yucatán, mostrando la proyección en superficie del borde del anillo del cráter. (Conacyt)
Imagen satelital de interferometría de radar de la Península de Yucatán, mostrando la proyección en superficie del borde del anillo del cráter. (Conacyt)
Compartir en Facebook Hace 37 años descubrieron el Cráter de ChicxulubCompartir en Twiiter Hace 37 años descubrieron el Cráter de Chicxulub

Milenio Novedades

MÉRIDA, Yuc.- En junio de 1980, un grupo de investigadores de la Universidad de California formuló por primera vez la teoría, tras una exhaustiva investigación, del impacto de un meteoro que borró de la faz de la tierra a los dinosaurios.

En ese entonces, el físico mexicano Luis Álvarez y otros expertos presentaron la teoría “Extraterrestrial cause for the Cretaceous–Tertiary extinction”, en la famosa revista internacional Science.

A partir de este proceso de investigación y nuevas evaluaciones y propuestas sobre la evolución del ser humano, se conoció el planteamiento, por primera vez, de la teoría del impacto de un cuerpo extraterrestre sobre la Tierra hace aproximadamente 66 millones de años.

En 1989, a partir de los trabajos de exploración de los físicos, Antonio Camargo y Glen Penfield para Petróleos Mexicanos (Pemex), en la plataforma carbonatada de Yucatán, en el Golfo de México, se identificó por primera vez un cráter de alrededor de 200 kilómetros de diámetro, que fue reconocido en 1991 por Hildebrand y colaboradores, como el cráter de impacto Chicxulub.

A partir de entonces y bajo minuciosos procesos de investigación de distintos organismos internacionales, entre ellos la NASA, que se ha seguido y publicado una serie de artículos, temas y teorías sobre este hallazgo y sobre las causas y distintos efectos que produjo este meteoro.

Por las condiciones en las que se han registrado sus orígenes y desarrollo es considerado el cráter mejor conservado en el registro terrestre del planeta y el más reciente entre los cráteres de grandes dimensiones.

Su formación se vincula con el impacto de un asteroide de alrededor de 12 kilómetros, que afectó el sistema climático y el ambiente a nivel global, provocando la extinción de alrededor de 75 por ciento de las especies, incluidos los dinosaurios.

A 37 años del hallazgo del Cráter de Chicxulub, quedan nuevas propuestas por descubrir sobre este gran anillo de tierra que tiene presencia tanto en la zona continental de la Península de Yucatán, como en la zona del litoral donde se continúan las investigaciones, con aportaciones y nuevas teorías sobre la evolución de las especies y el cambio climático.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios