20 de Agosto de 2018

Yucatán

Apelan sentencia los asesinos de Molina Canto

La defensa asegura que el arma no cuenta con las huellas de los acusados.

El homicidio de Emma Molina Canto se registró al interior de su hogar, en Yucatán. (SIPSE)
El homicidio de Emma Molina Canto se registró al interior de su hogar, en Yucatán. (SIPSE)
Compartir en Facebook Apelan sentencia los asesinos de Molina CantoCompartir en Twiiter Apelan sentencia los asesinos de Molina Canto

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Los sicarios sentenciados a más de 40 años de prisión por el asesinato de Emma Gabriela Molina Canto apelaron la resolución del Tribunal Segundo de Juicio Oral, de modo que el caso será revisado por el Tribunal Superior de Justicia del Estado.

El TSJE tiene la facultad de confirmar, modificar e incluso revocar las sentencias emitidas por el Tribunal Segundo de Juicio Oral a estos dos individuos.

Como publicamos, los asesinos de Emma Gabriela Molina Canto, los tabasqueños Jonathan y Oscar fueron sentenciados a la máxima pena que se aplica en Yucatán, por el delito de homicidio calificado: 40 años de prisión, pero a los dos se les acumularon tres años más por delitos contra la salud y al segundo, otros tres años por portación de armas e instrumentos prohibidos.

También te puede interesar: Yucatán contará con nuevas carreras universitarias el próximo año

De esta manera la sentencia de Jonathan quedó en 43 años y para Óscar en 46; mientras que en lo que se refiere a la reparación del daño se les fijó la cantidad de ocho millones 611 mil 758 pesos. No tienen posibilidad de libertad condicional, de acuerdo con el nuevo sistema penal.

El Tribunal Segundo de Juicio Oral integrado por los jueces María del Socorro Tamayo Aranda, Verónica de Jesús Burgos Pérez y Sergio Javier Marfil Gómez determinó otorgar el carácter de alta peligrosidad hacia la sociedad a los acusados, y por ello emitió la condena máximas para ambos por dicho delito.

En lo que se refiere a la reparación del daño, los asesores jurídicos de la denunciante comprobaron que en el momento de su asesinato, Emma Gabriela Molina Canto percibía un salario diario de 429 pesos con 30 centavos, de modo que ésta cifra fue la que se tomó en lugar del salario mínimo vigente cuando sucedieron los hechos.

La defensa decidió apelar las sentencias, bajo el argumento de que se violaron los derechos fundamentales de los acusados y que los fiscales no pudieron acreditar fehacientemente que fueron los autores de los hechos. Lo anterior debido a que la supuesta arma utilizada en el crimen no contaba con las huellas de alguno de dos acusados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios