19 de Septiembre de 2018

Opinión

Arqueología de campo con tecnología

Recientemente realizamos un recorrido de superficie al pie de la Sierrita de Ticul con el propósito de verificar la presencia de restos arqueológicos.

Compartir en Facebook Arqueología de campo con tecnologíaCompartir en Twiiter Arqueología de campo con tecnología

Recientemente realizamos un recorrido de superficie al pie de la Sierrita de Ticul con el propósito de verificar la presencia de restos arqueológicos. Esta fue una experiencia grata, aunque nos costó mucho esfuerzo; en estos días, trabajar en el campo de seis de la mañana a dos y media de la tarde y a veces con nuestra jornada prolongada hasta las cuatro bajo el sol ardiente creo que requiere de mucha condición física.

Con una temperatura de entre 30 y 42 grados durante varias semanas, caminamos en el monte. Esto representa un gran esfuerzo, a pesar de que el personal especializado que nos acompaña para limpiar las estructuras prehispánicas son hombres de campo, acostumbrados a la rudeza del clima.

Nuestro trabajo de prospección arqueológica consistió en tomar las dimenciones de largo, ancho y altura de los sitios con ayuda de un GPS que permite establecer las coordenadas para tener la georreferencia de los rasgos arqueológicos. También se toman fotografias para identificar los rasgos más relevantes de cada estructura arqueológica y describir detalladamente sus características, así como posibles alteraciones visibles.

La tecnología de imágenes Lidar (Light Detection and Ranging) es una técnica de teledetección óptica que utiliza la luz láser para obtener una muestra de la superficie de la tierra, con la gran ventaja de representarse cartográficamente. Procesar la imagen Lidar permite captar, entre otros rasgos, los arqueológicos identificables a partir de su morfología y su distribución, lo que resulta de gran ayuda para realizar el trabajo de campo, así como la interpretación espacial de los sitios arqueológicos.

Durante el recorrido al pie de la Sierrita de Ticul se tuvieron buenos resultados, ya que la georreferencia de las estructuras arqueológicas se proyectó en una imagen Lidar, asociada a rasgos de la superficie del terreno en donde predominan desniveles con pequeños bajos de suelo sedimentado contrastando con leves elevaciones con formas lineales y circulares que corresponden a la disolución de la roca caliza.

Este patrón geográfico fue aprovechado por los mayas prehispánicos para asentarse en esta región. Esto nos lleva a plantear muchas interrogantes sobre los recursos naturales que se explotaron en este lugar y la posición estratégica de este sitio, entre otras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios