26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Privilegiar lo espiritual sobre lo material: Berlie Belaunzarán

El Arzobispo Emérito de Yucatán exhorta a los fieles a esperar la venida de Jesús con fe y esperanza.

Berlie Belauzarán pidió que germine en los corazones el deseo de vivir como hombres y mujeres de fe. (Milenio Novedades)
Berlie Belauzarán pidió que germine en los corazones el deseo de vivir como hombres y mujeres de fe. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Privilegiar lo espiritual sobre lo material: Berlie BelaunzaránCompartir en Twiiter Privilegiar lo espiritual sobre lo material: Berlie Belaunzarán

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Arzobispo Emérito de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belauzarán, exhorta a los feligreses a que aprovechen estos tiempos de preparación para la venida de Jesucristo para recibirlo, privilegiando lo espiritual sobre lo material, siguiendo así el camino de amor, servicio, entrega y paz.

Al enviar un mensaje navideño, Monseñor Berlie Belauzarán pide que germine en los corazones el deseo de vivir como hombres y mujeres de fe, que la situación que se vive hoy, en la que se privilegia la desilusión, la violencia e impunidad, “no nos quite la esperanza que Dios puede hacer maravillas en nosotros”.

“Que este tiempo del Adviento nos brinde elementos importantes para celebrar la Navidad, en la que, por un lado, nos anuncia el cumplimiento de la promesa de la salvación y por el otro, despierta nuestra esperanza, porque Dios es padre y con la presencia de su hijo entre nosotros, hace realidad lo que nuestra fe anuncia”, indica.

“El Señor Jesús es nuestra esperanza, es la luz que disipa las tinieblas, es la paz”, enfatiza. 

El Arzobispo Emérito de Yucatán manifiesta que la Navidad es una oportunidad que tenemos para hacer un alto en el camino y contemplar lo mucho que Dios ha hecho por nosotros.

“En la humildad y sencillez del pesebre, hay una invitación a no poner nuestros afanes, trabajos de vida que no tienen transcendencia y por tanto pueden dejar vacío el corazón, como puede ser, el placer, la vanidad, el afán de los bienes materiales promovidos por el consumismo y el poder, y en cambio nos invita a seguir el camino del amor, que se convierte en generosidad, servicio, entrega y paz, donación.

“Dios nos ama, salva, perdona y brinda la oportunidad de una vida nueva; el creyente que ama y perdona aporta lo mejor de sí mismo a los demás y no hace daño y perjudica a nadie. 

“Queridas familias que la presencia de nuestro señor Jesús haga germinar en nuestros corazones el deseo de vivir como hombres y mujeres de fe, que la situación que se vive hoy en la que se privilegia la desilusión, la violencia e impunidad, no nos quite la esperanza que Dios con nuestra colaboración pueda hacer maravillas en nosotros.

“Es hora que desde nuestros hogares fomentemos la presencia del príncipe de la paz. 

Por último, en su mensaje dado a conocer en las redes sociales, el Arzobispo Emérito señala que la celebración de la Navidad debe ser motivo para escuchar la voz del Señor en el interior de nuestro corazón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios