18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Develan placa en honor al padre Antonio Laviada Molina

El Arzobispo de Yucatán recuerda a quien fue rector de la casa de formación religiosa. Ayer se cumplieron ocho meses de su fallecimiento.

Fotografía de la develación de la placa, encabezada por Monseñor Berlie (derecha).
Fotografía de la develación de la placa, encabezada por Monseñor Berlie (derecha).
Compartir en Facebook Develan placa en honor al padre Antonio Laviada MolinaCompartir en Twiiter Develan placa en honor al padre Antonio Laviada Molina

Wendy Montalvo/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con un llamado a moldear pastores según el corazón de Jesús, ayer comenzó el Encuentro de Formadores de la Provincia, con una eucaristía que encabezó el arzobispo de Yucatán, Mons. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, en el Aula Magna del Seminario Mayor.

Acompañaron a Mons. Berlie en la ceremonia los presbíteros Angel Mario Velázquez Ramón y Wílbert Palomo Carrillo, rectores de los seminarios de Tabasco y Campeche, respectivamente, y Antonio Escalante Pantoja, vicerrector del Seminario Conciliar de Yucatán.

Al finalizar la ceremonia, Mons. Berlie develizó una placa en memoria del Pbro. Antonio Laviada Molina, quien fue rector de la casa de formación religiosa. Ayer se cumplieron ocho meses de su fallecimiento. 

La placa está ubicada a un costado del Aula Magna, junto a una pequeña plazoleta que lleva al campo de futbol.

Durante su homilía, Mons. Berlie Belaunzarán dijo, entre otras cosas, que los formadores son un motivo para dar gracias a Dios, pues les ha confiado la tarea de ayudar a los jóvenes a discernir en su proceso de interiorización,  que les debe llevar a identificarse con los santos que también quisieron parecerse a Cristo.

La reunión, agregó, es también un espacio de diálogo para evaluar la tarea que Dios les encomendó a través de los obispos. Subrayó la importante tarea que los formadores tienen en sus manos.

“Esta barca de formar pastores en ocasiones es zarandeada por el desánimo, pero quien la conduce nunca la abandona y les invita a continuar. Hay quien habrá querido bajarse, pero Jesús le dice: No temas, yo estaré contigo, y de esta manera le tiende la mano y le anima a seguir adelante”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios