22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Arzobispo celebra aniversario ordenando diáconos

El religioso pidió a los nuevos servidores de la Iglesia ser imagen viva de Jesús de Nazaret.

Imagen de la ceremonia del sacramento de ordenación diaconal permanente que se realizó en Mérida. (Jorge Acosta/SIPSE)
Imagen de la ceremonia del sacramento de ordenación diaconal permanente que se realizó en Mérida. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Arzobispo celebra aniversario ordenando diáconosCompartir en Twiiter Arzobispo celebra aniversario ordenando diáconos

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En el marco de la fiesta de Santo Tomás, el Arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, otorgó este viernes el sacramento de ordenación diaconal permanente en ceremonia efectuada en la Santa Iglesia Catedral a:

  • José Alberto Buenfil Gómez.
  • Jorge Fernando Coronado Herrera.
  • Eduardo Lavín Leal.
  • Mario José Prado Aguilar.
  • Edwin de Jesús Trejos Escaroz.

En el mismo acto religioso, el Arzobispo celebró también 49 años de aniversario sacerdotal y el año jubilar por sus bodas de oro. 

“Hago mías, en este momento las palabras del gran Obispo San Ignacio de Antioquia, que dice en una de sus cartas: Que todos reverencien a los diáconos como a Jesucristo, como también al obispo, que es imagen del Padre, y a los presbíteros como al senado de Dios y como a la asamblea de los apóstoles: sin ellos no se puede hablar de Iglesia”, dijo.

“Pero esta estima únicamente la podrá lograr el diácono, si vive el reto de su identidad, ser verdadero servidor de la comunidad siguiendo el ejemplo de Cristo Siervo”, reflexionó el prelado.

“El diácono es escogido por Dios para ayudar a hacer realidad en el mundo esta verdad, la Iglesia es la morada de Dios con los hombres, es decir, la vivencia del Reino ya desde ahora.  La contribución del diácono para ayudar a alcanzar este ideal será en primer lugar, ser imagen viva de Jesús de Nazaret, que se arrodilla, lava y besa los pies del mundo y nos dice que vino no para ser servido sino a servir”, indicó.

“El diácono tiene en su quehacer el medio para que Dios sea reconocido como Padre Misericordioso”, abundó el Arzobispo durante la homilía. 

 A este acto de fe asistieron miembros de la Arquidiócesis de Yucatán y feligreses  que fueron testigos de esta solemne ceremonia, en la que los diáconos profesaron votos de obediencia y fidelidad, asumiendo el encargo de vivir su ministerio bajo la guía del Espíritu Santo y de ser fiel transmisores de la palabra de Dios, en tanto los lectores hicieron lo propio recibiendo la responsabilidad de transmitir la palabra de Dios, para que sea más viva y eficaz en el corazón de los hombres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios