23 de Octubre de 2018

Yucatán

Arzobispo de Yucatán pide orar por los hermanos en guerra

Insistió en su llamado a vivir estos tiempos en familia y en oración por la paz; considera que no debe desvirtuarse el sentido de la Navidad.

Mons. Gustavo Rodríguez Vega pide tener en cuenta el sentido familiar de estas fiestas. Imagen de contexto del Arzobispo mientras una niña lo saluda. (Milenio Novedades)
Mons. Gustavo Rodríguez Vega pide tener en cuenta el sentido familiar de estas fiestas. Imagen de contexto del Arzobispo mientras una niña lo saluda. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Arzobispo de Yucatán pide orar por los hermanos en guerraCompartir en Twiiter Arzobispo de Yucatán pide orar por los hermanos en guerra

William Sierra/Milenio de Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Arzobispo Gustavo Rodríguez Vega insistió en la importancia de reunirse en familia, tomando en cuenta a los niños, e igual hizo un llamado a que prevalezca la paz y orar por aquellos hermanos de otros lugares que sufren los horrores de la guerra e intranquilidad.

“En nuestra oración debemos tenerlos siempre presentes”, enfatizó.

En el caso concreto de nuestro país, dijo que a los cristianos debe preocuparle eso y darle gracias a Dios de que aquí en el Estado, no llega semejante violencia, pero instó a mantenerse  atentos para que ese clima de tranquilidad prevalezca.

“Debemos seguir trabajando para que en nuestros corazones prevalezca el deseo de la paz”, indicó.

“En estos días se canta la Noche de Paz, aunque esa paz debe ser duradera, universal, ojalá que pueda lograrse, que estos festejos de la Navidad así sean, de ahí la importancia de la oración”, indicó.

El Arzobispo de Yucatán señaló que el festejo de la Navidad debe ser movido por el amor, por la fe, con un corazón lleno de gozo por la venida del Salvador, lo demás de que si hay para organizar alguna cena, eso ya es secundario.

“Lo importante es que haya fiesta en nuestro corazón porque el Salvador haya nacido”, señaló.

Monseñor Rodríguez Vega reiteró la importancia de que no se desvirtúe el verdadero sentido de la Navidad, pues hay gente que festeja, y en grande con abundantes bebidas, comida, pero no hay oración, ningún momento de espiritualidad, ni siquiera un signo externo de que haya un nacimiento.

“Esto no es celebrar la Navidad, es podríamos decir festejar una fiesta de invierno. Si en verdad queremos celebrarla tiene que haber espiritualidad, que haya intención de unión”, añadió.

También mencionó que de acuerdo con la cultura cristiana los años se cuentan a partir del nacimiento de Jesucristo, de modo que el año nuevo debería contar a partir del día 25 de diciembre, pero son fiestas navideñas hasta el 31 y 1 de enero por lo tanto “lo que celebramos es un año nuevo, desde que nació Jesús. Qué no se nos olvide esto, también el espíritu cristiano dentro del Año Nuevo”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios