23 de Abril de 2018

Yucatán

Asegura que su madre muerta salvó su vida tres veces

Una caída, una golpiza y un pleito pudieron haber terminado en tragedia, de no haber sido por una voz protectora.

Un septuagenario que creció en Villapalmira asegura que su madre ya fallecida, como si fuera un ángel, le salvó la vida tres veces. (Foto de contexto: esoterismos.com)
Un septuagenario que creció en Villapalmira asegura que su madre ya fallecida, como si fuera un ángel, le salvó la vida tres veces. (Foto de contexto: esoterismos.com)
Compartir en Facebook Asegura que su madre muerta salvó su vida tres vecesCompartir en Twiiter Asegura que su madre muerta salvó su vida tres veces

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les presento una entrevista con don Adriano García Cen, de 72 años de edad y quien radica en la ciudad de Mérida; vino al Museo Paranormal y me platicó tres interesantes relatos, todos ellos relacionados con su madre.

“Yo, desde muy joven quedé huérfano, desde los cinco años; cuando cumplí 15 iba en aquel entonces con frecuencia a bañarme a un tanque de agua que estaba en Villa Palmira, nos subíamos en lo más alto y nos aventábamos. Una vez, cuando estaba arriba sobre unas vigas, como estaban mojados mis pies, resbalé y empecé a caer, pero había una viga más grande abajo y me iba hacia allá. Vi pasar mi vida en unos segundos…

“Entonces, de pronto escuché junto a mi oído una voz que me decía 'no te muevas' le hice caso y sólo sentí que el dedo de mi pie pasó rozando la viga; si me hubiera movido aunque sea un poco, me hubiera estrellado con eso y quizás hubiera muerto o hubiera tenido una lesión fuerte.

"Años después, cuando ya era un adolescente éramos medio terribles. Una vez estábamos tomando en la calle y en eso llegó la Policía; todos corrimos en rumbos diferentes y un uniformado me empezó a perseguir, aunque creí que yo tenía buena condición física poco a poco él me fue alcanzando y cuando ya estaba a punto de atraparme me volteé y le di un puñetazo, pero me agarraron sus compañeros y me llevaron a prisión.

“Ya en los separos me metieron a una celda y me empezaron a golpear; en eso estaba yo hincado de espaldas y cuando pensé que ya había pasado la golpiza, escuché de nuevo una misteriosa voz junto a mi oído que me dijo 'tapa tu cabeza'; entonces, lo hice y al instante siento un fuerte golpe con una macana justo a la altura de mi nuca, pero como había levantado los brazos para taparme la cabeza eso me salvó de que me dieran de lleno.

“Pasó el tiempo y un día tuve una discusión con un entenado de mi papá y empezamos a pelear, pero yo me fui corriendo. De pronto, escuché de nuevo esa voz y también me dijo lo último de la última vez: que me tapara mi cabeza y al momento de hacerlo sentí un dolor en uno de mis dedos, era una piedra grande que me había aventado ese canijo y que de no haber puesto mis manos me hubiera dado en la nuca y quizás me hubiera ocasionado una lesión grave”, explicó.

Voz maternal

Como conclusión, y a muchos años de distancia, don Adriano considera que fue su mamá la que lo salvó, sino de morir, al menos de un peligro inminente.

 “Creo que fue ella porque esa voz sólo en esas tres ocasiones las escuché en toda mi vida, es como mi ángel protector porque de no haberlo escuchado o de no haber hecho caso a lo mejor mi vida iba a cambiar para mal, pues las lesiones que pude haber tenido me hubiera dejado quizás paralítico”, finalizó.

Cabe destacar que al menos el último incidente sí pudo haber matado a este señor, pues aunque han pasado más de 50 años, me mostró la cicatriz que aún tiene en su dedo por parte de la piedra que se le impactó ahí, es decir, si en vez de darle a su dedo le daba a su cabeza muy posiblemente no hubiera vivido para contarlo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios