20 de Noviembre de 2018

Yucatán

En 4 días presunto asesino hizo lo posible para borrar evidencia

El crimen se debió a que el fotógrafo se habría relacionado con una mujer que le interesaba al homicida.

Los detalles sobre el crimen se dieron a conocer este sábado, en la imputación del presunto homicida. (SIPSE)
Los detalles sobre el crimen se dieron a conocer este sábado, en la imputación del presunto homicida. (SIPSE)
Compartir en Facebook En 4 días presunto asesino hizo lo posible para borrar evidenciaCompartir en Twiiter En 4 días presunto asesino hizo lo posible para borrar evidencia

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El juez de control Rómulo Antonio Bonilla Castañeda imputó por el delito de homicidio calificado al instructor de boxeo Alejandro L. G., como probable responsable de dar muerte, descuartizar y semicalcinar a su compañero de cuarto, el fotógrafo de sociales Luis Abraham González Contreras.

En audiencia que tuvo lugar este sábado en el Centro de Justicia Oral de Mérida y que se suspendió por un par de horas, Bonilla Castañeda decretó en contra de Alejandro L. G. la medida de prisión preventiva cautelar hasta la audiencia de vinculación, que tendrá lugar el 4 de enero próximo.

Cabe mencionar que el juez no tomó en cuenta que se había tramitado un amparo por incomunicación a favor de Alejandro L. G., ante el juez tercero de Distrito.

Oficialmente, fue “detenido” a las 6:30 de la mañana del sábado y puesto a disposición de dicho juez, que lo requirió por una orden de aprehensión.

Sin embargo, el inculpado estaba en manos de las autoridades policiacas que, a pesar del Nuevo Sistema de Justicia Penal, continúan deteniendo y luego proceden penalmente.

Asesinato con tiempo

Al parecer, el móvil del crimen fueron los celos, porque el fotógrafo se había relacionado sentimentalmente con una joven de la que estaba enamorado el ahora procesado.

El crimen se registró en horas de la mañana del pasado martes 19, en el predio número 256 de la calle 23 diagonal entre 20 y 20-G del fraccionamiento Jardines del Norte.

En un momento dado los involucrados empezaron a discutir y Alejandro L. G. sometió al fotógrafo por el cuello, haciéndolo perder el conocimiento. Inmóvil, con un mazo le propinó un golpe en el cráneo, que le arrebató la vida.

En el transcurso del mismo día, procedió a decapitar y descuartizar a su víctima, cuyos restos colocó en bolsas. El 21 de diciembre, en el auto de la víctima, trasladó el cadáver al basurero municipal de Chelem, donde lo arrojó.

Para el día 23 de diciembre, regresó hasta donde había abandonado el cuerpo, le prendió fuego y le echó cal. El pasado 28 de diciembre, unos pepenadores encontraron los restos y dieron parte a las autoridades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios