18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Asociación Ayuda, hacia la inclusión de niños autistas

La organización busca concientizar a la población para detectar el padecimiento en etapas tempranas y que las familias sepan cómo actuar.

Conductores e invitadas durante el programa de “Salvemos una Vida”. (José Acosta/SIPSE)
Conductores e invitadas durante el programa de “Salvemos una Vida”. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Asociación Ayuda, hacia la inclusión de niños autistas Compartir en Twiiter Asociación Ayuda, hacia la inclusión de niños autistas

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Problemas para balbucear, la falta de respuesta al llamado, la ausencia de sonrisas y del contacto visual en un niño son síntomas de un posible problema de autismo, que en la medida que sea atendido, y su gravedad, permitirá su incorporación social.

Ayer en el programa “Salvemos una vida”, transmitido por Amor 100.1, se abordó el tema del autismo, bajo la conducción de Alis García y Esperanza Nieto, también participaron la coordinadora terapeútica de  la Asociación Yucateca de Lucha contra el Autismo y otros Trastornos del Desarrollo A.C. (Ayuda), Sandra Erosa Espinosa, y Adriana Ruz, directora del Consultorio Terapéutico Especializado en Desarrollo Infantil (Ctedi).

La ONU declaró el 2 de abril Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, y añade que es una enfermedad permanente que se manifiesta en los tres primeros años de edad. La tasa del autismo en todas las regiones del mundo es alta y tiene un terrible impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad.

Explicaron que el problema es tan delicado que en los más recientes estudios que se han hecho en el país se ha detectado que el autismo va al alza, y que uno de cada 300 niños desarrolla el problema; se trata de una situación compleja porque el tratamiento para ellos requiere un seguimiento personal y continuo para atenderlos y lograr incorporarlos a la sociedad, esto siempre que la detección se haga en forma oportuna.

Para conocer los síntomas tempranos de la enfermedad, se puede observar desde los seis meses cuando no balbucean, no sonríen socialmente o no hacen contacto visual

Ayuda, explicó Sandra Erosa, lleva 18 años trabajando en la entidad y sigue, actualmente son más de 70 familias las que forman parte y están llevando a sus hijos a terapias. Sin embargo, se requiere continuar con una campaña más intensa de concientización para detectarlo en etapas más tempranas, y que las familias sepan cómo deben actuar en consecuencia.

Indicó que con los avances sobre el tema ahora se maneja el término espectro autista, el cual se refiere a niveles o grados del problema en los niños que no lograr hablar y tienen conductas repetitivas hasta los que su problema es de Asperger y pueden llegar hasta la universidad, el trabajo que realizan está enfocado en lograr su inclusión en la sociedad.

Las especialistas explicaron que cuando un niño no responde al llamado de sus padres, familia o amigos tienden a pensar que tiene un problema auditivo, y lo llevan con los doctores de esa área, pero no es ahí el problema y luego, cuando saben que es autista, tienden a replegar sus manifestaciones de amor o cariño, cuando debe ser al contrario.

Para conocer los síntomas tempranos de la enfermedad, se puede observar desde los seis meses cuando no balbucean, no sonríen socialmente, no hacen contacto visual, no imitan movimientos o tienen problemas para la comunicación, como el hecho tan común de señalar, que hacen mucho los bebes, e incluso cuando dejan de hablar, son indicadores de alteraciones en el desarrollo.

Estas situaciones son diferentes a los problemas de niños con otras enfermedades, porque no tienen problemas motrices, pueden tener  cierto retraso en aprender algunas cosas, pero tienen buena memoria y otras habilidades. Dado que su desarrollo no es adecuado, les lleva más tiempo generar afectos, así que su familia saber cómo manejarlos, abrazarlos, sin que la efusividad los incomode o no agrade al niño, estar más pendiente de ellos.

Aunque existen algunas teorías sobre el problema del autismo, que se habla está relacionado con situaciones genéticas, porque hay familias que tienen dos o tres hijos con esta discapacidad, otros hablan de que las vacunas alteran el sistema nervioso dado que los niños autistas tienen deficiencias en sus defensas inmunológicas que reaccionan mal, pero no hay nada definitivo de la causa.

Alis García comentó que en Mérida funciona Renovatium del Sureste, el cual está ubicado en la calle 31 no 477 en la colonia Gonzalo Guerrero, donde se especializan en el análisis del cabello para detectar por medio de una computadora los problemas de salud de niños y adultos, y este diagnóstico les permite saber con qué especialista dirigirse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios