17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Astilleros de Yucatán, con reconocimiento internacional

Por la buena calidad de su servicio, reparan embarcaciones de la región peninsular e incluso del extranjero.

Embarcaciones de Estados Unidos vienen hasta Yucatán a su servicio por el costo de la mano de obra en los trabajos de reparación y mantenimiento. (Milenio Novedades)
Embarcaciones de Estados Unidos vienen hasta Yucatán a su servicio por el costo de la mano de obra en los trabajos de reparación y mantenimiento. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Astilleros de Yucatán, con reconocimiento internacionalCompartir en Twiiter Astilleros de Yucatán, con reconocimiento internacional

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Los astilleros y varaderos de Yucatán están clasificados como plataformas recomendables para la reparación y mantenimiento de veleros, catamaranes y yates de lujo, de ahí la presencia de embarcaciones procedentes de Florida, Estados Unidos, y varios puntos del país, como Cozumel y Campeche.

En el astillero Cuevas, ubicado en Yucalpetén, Osiris García Fuentes y Adán Zárate Castillo, responsables del mantenimiento de naves, informaron que previo a las temporadas vacacionales de Semana Santa y en junio y julio, los varaderos se saturan, ya que muchos propietarios de embarcaciones mandan sus naves a servicio antes de ser botados al mar.

El costo de la mano de obra en los trabajos de reparación y mantenimiento es de los principales factores para que los dueños de las embarcaciones que radican en la costa de Estados Unidos crucen hacia Yucatán, ya que les resulta sumamente atractivo.

Refirieron que aproximadamente se les reduce hasta en un 50 por ciento el precio que deberían pagar por algún servicio, de ahí que tengan demanda de trabajo en forma constante. 

“Durante las temporadas vacacionales el promedio de naves que llegan al varadero es de 45, lo cual habla de la demanda; si multiplicamos el número de embarcaciones por las siete marinas, considerando únicamente las de lujo, podrían ser unas 315”, indicaron.

Señalaron que cuentan con una grúa que les permite subir embarcaciones desde 28 hasta 70 pies de largo, para colocarla en los durmientes.

Aunque hay personal capacitado para los trabajos de mantenimiento y reparación, en el aspecto de aparatos electrónicos o de telecomunicaciones es difícil que alguien realice composturas, ya que en la mayoría de los casos es preferible adquirir el aparato nuevo y reinstalarlo. 

“Como se trata de aparatos fabricados en Estados Unidos, conseguir una pieza resulta complicado, e incluso caro, de ahí que muchas personas prefieren cambiarlo bajo el entendido de que si ya falló una vez, no sería remoto que el aparato se volviera descomponer y en alta mar, la seguridad y la preservación de la vida humana es lo primero que se debe procurar”, comentaron. 

Finalmente señalaron que hay poco personal en los varaderos, porque el trabajo se volvió especializado y muchas personas que antes prestaban sus servicios optaron por la pesca, cambiando su fuente de trabajo de los varaderos a la pesca ribereña.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios