21 de Septiembre de 2018

Yucatán

En auge, inventos de yucatecos

Celebran el Día del Inventor Mexicano con creaciones que traspasan fronteras en áreas como nanotecnologías, etc.

José Norberto Ojeda Pech explicó cómo creó un producto que elimina larvas del mosco. (Milenio Novedades)
José Norberto Ojeda Pech explicó cómo creó un producto que elimina larvas del mosco. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook En auge, inventos de yucatecosCompartir en Twiiter En auge, inventos de yucatecos

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La producción de inventos en Yucatán traspasa las fronteras internacionales, y van desde ideas en Tecnologías de la Información y Comunicación, nanotecnologías y plaguicidas hasta artículos de uso simple y eficaz.

En el marco del Día del Inventor Mexicano, que se conmemoró ayer, el yucateco José Norberto Ojeda Pech explicó cómo creó un producto que mata bacterias en el agua y otro que elimina las larvas del mosco transmisor del dengue, chikunguya y zika.

El producto, que ha sido verificado por especialistas de Cuba y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha generado interés en Brasil y Nicaragua, que presentan serios problemas por el zika, se mencionó en evento organizado por el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Al compartir su experiencia como inventor, Ojeda Pech destacó que con el apoyo de expertos de La Habana, Cuba, prueba un agente químico más potente, considerando que con el actual las larvas serán resistes a la fórmula de temefos (abate) que ahora se utilizan para acabar con las crías de los moscos. En el acto también participaron dos jóvenes egresados del programa Talento CICY.

La capacidad creativa de los yucatecos abarca diversas áreas, pero no todos los trabajos han sido registrados o patentados. Por ejemplo, aquí se creó un aparato especial para pelar con rapidez y eficacia las naranjas, el pegamento resistol, un equipo para raspar la fibra de henequén y chiles habaneros con colores muy demandados en los mercados, entre otros.
Inventores y especialistas en la protección de la propiedad intelectual destacaron que se debe concretar el registro de las patentes, modelos y diseños, antes de compartir en forma gratuita estos conocimientos, pues otros pueden certificarlos y obtener las posibles regalías.

En Yucatán, de acuerdo con datos del IMPI, se han registrado un amplio número de proyectos, entre los primeros figura la máquina raspadora del henequén, que agilizó el manejo industrial de este producto, fue idea del yucateco Manuel Espinosa Rendón, hace más de 120 años, durante la época del oro verde en la entidad.

Los investigadores de los diferentes centros de estudios que existen en la entidad han acudido ante el IMPI para registrar desde los métodos de cultivo hasta la creación de sus variedades, incluso la obtención de los elementos básicos de un producto para la elaboración de otros, a fin de evitar que sean plagiados y obtener las regalías que les corresponden por el uso que otros le quieran dar.

La experiencia y la competencia del mercado ha servido a los inventores estar alerta para acudir ante las instancias pertinentes para registrar sus innovaciones antes de que sean 'pirateadas', al quedar expuestas durante su presentación en alguna  exposición.

Los inventos han ayudado a facilitar la vida de las personas y también a protegerlas, aquí incluso se han diseñado porta-garrafones que facilitan su traslado y sirven al mismo tiempo como dispensadores de agua.

Patentes

Yucatán celebró ayer el Día del Inventor Mexicano con un incremento en el número de proyectos registrados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), que ahora ubican a la entidad en el lugar 11 a nivel nacional, señaló el delegado regional Jesús Vega Herrera.

El entrevistado explicó que en 2014 Yucatán estaba en el lugar 19 a nivel nacional, y en 2015 llegó al 11, al pasar de 97 a 143 solicitudes de patentes en el Sureste, de ese total, 73 fueron propuestas de esta entidad, lo cual significa que más del 55 por ciento de las invenciones en el Sureste son de yucatecos.

Destacó que el Día del Inventor Mexicano se conmemora desde 1993 cada 17 de febrero, porque en un día como ayer, hace 99 años, nació Guillermo González Camarena, creador de la televisión a color, a quien se le reconoce como el gran inventor mexicano, ya que su técnica que patentó en México y Estados Unidos incluso fue usada por la Nasa cuando lanzó el Discovery.

En esta fecha se conmemora a todos los inventores del país que han hecho la vida más fácil, divertida y bonita.

Vega Herrera aseguró que cada vez hay más personas que protegen sus creaciones e ideas. Yucatán ha destacado por inventos en telecomunicaciones, sistema híbridos para celulares, sistema de detección temprana para saber el origen de la miel, el retiro de la capsaicina a los chiles habanero, bombas de agua para sanitario, biotecnología y nanotecnología.

No obstante, algunas personas piensan que al desarrollar sus proyectos no los deben registrar para evitar que se los roben, 'pero esto es todo lo contrario, porque al crear un invento y compartirlo, si no está patentado, cualquier persona puede hacerlo y obtener las regalías o ventas que esto genere'.

'Registrar un invento cuesta casi 10 mil pesos, pero los inventores independientes, las Pymes y las Mipymes tiene por ley un descuento del 50 por ciento; además, existen estrategias de apoyo a través del Inadem o el Conacyt, los cuales pueden pagar las solicitudes de patente a través de diversos programas', explicó.

Las invenciones tienen periodos de vigencia, 20 años para las patentes, 15 años para los diseños industriales y 10 años para los modelos de utilidad (utensilios, herramientas). Luego es tecnología libre.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y el Foro Mundial Económico tasan las invenciones como el punto principal de innovación de los países, porque son las soluciones técnicas que hacen competitiva a una empresa. 

Propiedad industrial

Para proteger los productos que sus investigadores desarrollan, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) creó el área de la Propiedad Industrial, la cual gestiona y registra las patentes que ahí se generan, el trabajo lo realizan Francisco Javier García Villalobos y Alejandra Barraza Morales.

De acuerdo con el CICY, tienen cinco patentes otorgadas en el país, resultado de la producción tecnológica y de transferencia al sector productivo del centro. 

Está un tablero aglomerado aislante termoacústico; el proceso para la fabricación de bebida alcohólica a partir del henequén (agave fourcroydes), un sistema para el cultivo in vitro de material biológico; un biorreactor y el método para el cultivo in vitro de material biológico por inmersión temporal, y el sistema electrostático de impregnación de fibras continuas para producir materiales compuestos termoplásticos laminados.

Además tienen 18 solicitudes nacionales y dos internacionales, una en Estados Unidos y otra en Canadá, vía el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), con lo que se tiene la posibilidad de proteger las invenciones a nivel mundial en 148 países.

La Oficina para la Protección de la Propiedad Intelectual del CICY se creó en 2012 y apoya a los investigadores, pero también a los particulares y empresas interesados en lograr el registro de sus invenciones, marcas y derechos de autor.

Muestra de ingenio

A los 19 años se incorporó en el pequeño negocio que había fundado su padre en Mérida y luego se trasladó a la Ciudad de México, así surgió la compañía Adhesivos Resistol.

Comenzaron con cinco personas y una pequeña planta; al jubilarse don Adolfo, tenía cinco mil empleados y 20 instalaciones industriales, y cotizaba en la Bolsa Mexicana de Valores, también dejó como legado para México la creación de productos y derivados del almidón, así como látex, detergentes, laminados plásticos, acetona, fenol, adhesivos industriales, resinas sintéticas, páneles de aglomerado de maderas y, desde luego, la presencia del pegamento blanco que todos conocemos con el nombre genérico de resistol.

Diseñó el prototipo de una cortinilla plegable, pensando en reducir el calentamiento interno de los autos, sin embargo, el prototipo puede tener usos diversos, desde aplicaciones en el hogar, submarinos e incluso aviones; aún está en la fase de desarrollo.

Pensó en cómo reducir la intensidad del calor que generan los rayos del sol en el habitáculo del automóvil, tardó unos dos años y medio en diseñar el prototipo y en 2014 lo registró ante el IMPI, durante su búsqueda encontró que como productos similares existen cortinas que se fijan con ventosas pero que al cabo del tiempo se caen.

Su prototipo virtual considera una cortinilla colocada con un riel que se despliega en el interior del vehículo y puede plegarse usando un botón, lo cual también reduce el espacio de uso. Está en pláticas con una empresa para comercializar su idea.

Tardó cuatro años, pero tiene listo el sistema de un contacto eléctrico de seguridad (en proceso de patente), el cual impide que los niños sufran descargas eléctricas al introducir objetos metálicos en estos conductos.

La idea surgió cuando estaba como catequista y una niña llegó asustada porque su hermanito había tenido esta mala experiencia; se propuso hacer algo para impedir que otros menores resulten afectados o muertos, según el nivel del impacto de la descarga. En su búsqueda encontró que los protectores de plásticos no son la mejor alternativa, ya que los niños menores de 10 años son curiosos y encuentran la manera de quitarlos para introducir el objeto de su interés.

Ha participado en una amplia variedad de ferias y concursos de inventos, pero no se le había ocurrido que está 'regalando' su idea, pero ya la registró, funciona y puede ser aplicable. El contacto eléctrico es completamente funcional si las personas desean usarlo para conectar cualquier aparato, pero es inofensivo si se introduce algún objeto de metal, como suelen hacer los niños y también evita accidentes eléctricos.

Se fue a vivir a Cancún, regresó a su lugar de origen y se dio cuenta de los problemas
de salud que había porque los tinacos de agua de las viviendas estaban en su mayoría destapados y al contacto con algunos animales creaba focos de infección, así como criaderos de moscos; primero creó Aqualim 02, que limpia las cisternas y tinacos con dosis precisas para el consumo humano; pero su mayor éxito es el Abatim, el cual dosifica un químico capaz de eliminar en un 100% las larvas de moscos, incluyendo las del dengue, chikunguya y el zika.

El éxito le llegó cuando su producto fue revisado por especialistas de La Habana, quienes realizaron diversas pruebas, incluso bajo revisión de expertos de la OMS, los cuales certificaron el nivel de efectividad.

Los avances obtenidos en Cuba los han puesto en los ojos de otros mercados y un funcionario de un municipio de Brasil gravemente afectado por casos de zika lo ha contactado; esta enfermedad es un problema para ese país, porque las mujeres temen embarazarse y tener hijos con discapacidad.

Ahora tienen una producción mensual de un millón de productos, la cual pueden elevar a tres millones, de ser necesario, sólo necesitan más equipo; sus productos se venden en Yucatán en algunas empresas transnacionales, mientras que en el país tiene presencia en el Estado de México, Guerrero y Quintana Roo. El producto también tiene demanda de las instituciones de salud, incluso lo han contactado de la Secretaría de la Defensa Nacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios