22 de Enero de 2018

Yucatán

Aumentan casos de riñones enfermos

Diabetes, hipertensión y obesidad son factores que favorecen la aparición de la enfermedad renal.

Diversos factores propician en el yucateco afectaciones renales, entre ellos la diabetes y la hipertensión. (Milenio Novedades)
Diversos factores propician en el yucateco afectaciones renales, entre ellos la diabetes y la hipertensión. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Aumentan casos de riñones enfermos Compartir en Twiiter Aumentan casos de riñones enfermos

C. Díaz-A. Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.-Los yucatecos tienen más riñones enfermos que gente de otras partes del país, debido a los altos niveles de diabetes, hipertensión y obesidad que presenta la población local, indicó el especialista del Departamento de Nefrología de la T-1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Carlos Gracida Osorno.

En la especialidad de nefrología se recibe a pacientes de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, y se atienden al año unas mil 500 consultas por enfermedad renal, un promedio de 125 consultas al mes.

Cabe señalar que de los pacientes que se atienden, un 55 por ciento de los que desarrollaron esta patología es a consecuencia de la diabetes; la segunda causa es la hipertensión, con un promedio de 25 por ciento, y en el resto se engloban le nefro-nefritis y otras enfermedades como la litiasis renal.

Asimismo, el especialista dijo que en el Estado las causas que condicionan la enfermedad renal se encuentran en los primeros cinco lugares de morbilidad, como es el caso de la diabetes, obesidad e hipertensión.

Sobre la cultura de donación de este tipo de órganos, dijo que se ha visto dificultada, ya que está en etapa de desarrollo y hay riñones enfermos.
“Es una realidad que en la población yucateca existe alta probabilidad de desarrollar enfermedad renal crónica, debido a la alta prevalencia de pacientes con diabetes, hipertensión y obesidad, por lo que el número de casos es alto”, apuntó.

“Incluso el número de pacientes que se recibe en consulta y en el servicio de urgencia se incrementa cada año, particularmente en el sureste, ya que la proporción de enfermedades crónico-degenerativas está en los primeros lugares a nivel nacional”, refirió.

El nefrólogo señaló que cada vez más personas de unos 40 años padecen enfermedad renal crónica avanzada que ameritan diálisis, hemodiálisis y trasplante por la diabetes.
“Antes lo veíamos en pacientes mayores de 50 años, y ahora son jóvenes con etapas más avanzadas de la enfermedad, precisamente porque padecen diabetes desde los 20 años”, apuntó.

Gracida Osorno explicó que en los pacientes que tienen diabetes tipo I, que son dependientes de insulina, los primeros daños al riñón se presentan entre los cinco y 10 años de iniciar la enfermedad.

Cuando se trata de diabetes tipo II, alrededor del 90 por ciento de los casos se presentan alrededor de los 15 años, y es más tardío.

El especialista recalcó que esto es parte de la evolución de la enfermedad, pero con medicamentos y un control adecuado de la alimentación y de ejercicio se puede retrasar su desarrollo hasta cinco años, y el paciente tendrá una mejor calidad de vida.

Aunado a esto, mencionó, es conveniente acudir con personal especializado para una detección temprana e iniciar estudios especializados en sangre, orina, imagen, ultrasonido o tomografía y si tienen daño renal darles un tratamiento temprano y retrasar la progresión.

“Si no se cuida la alimentación, si no acude a consulta para verificación de su función renal, se tiene la posibilidad de que la enfermedad pase de manera silenciosa y cuando la detecten esté avanzada, es otro factor que ocurre en Yucatán, y hay que frenarlo”, puntualizó. 

Superan hombres a mujeres en número de trasplantes renales

 

guro Social (IMSS) reveló que en Yucatán el año pasado se realizaron más trasplantes renales en hombre que en mujeres; de las 46 intervenciones, 20 fueron para féminas y 26 para varones.

Este 2013, el instituto cumple 26 años de haber realizado el primer trasplante renal en el hospital “Ignacio García Téllez”, lapso en el cual se han efectuado unas 350 operaciones de este tipo en este centro médico, de los cuales un 20 por ciento han sido de donador cadavérico.

El jefe de la División de Medicina Interna de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS, David Fernández Ruiz, indicó que el Seguro Social cuenta con una Coordinación Hospitalaria de Donación de Órganos y tejidos, cuya función es ponerse de acuerdo con los hospitales de segundo nivel de atención y los extra IMSS que tengan registro para procurar órganos.

Estos centros médicos proporcionan los riñones que ayudan a mejorar la calidad de vida a los pacientes con insuficiencia renal crónica, tomando en cuenta que todos los enfermos con etapas avanzadas de mal renal crónico son candidatos a un trasplante.

A las personas que no tienen la oportunidad de recibir dicho órgano se les brinda tratamiento con diálisis peritoneal o con hemodiálisis.

“La cultura que tenemos acerca de la donación de órganos hace, a veces, un poco complicado el trasplante, ya que mucha gente no cuenta con todo el conocimiento sobre la donación cadavérica”, apuntó.

Asimismo, Fernández Ruiz mencionó que para fines prácticos se debe trasplantar el riñón de una persona sana, pero son las pruebas de compatibilidad las que en ciertas ocasiones impiden que se realice.

“Si el donador cuenta con alguna enfermedad que favorezca alguna lesión a nivel renal, ya no es candidato”, apuntó el especialista.

Sufren yucatecos de malformaciones en las vías urinarias

 

En el área de pediatría del Hospital O’Horán se atienden más de 30 casos nuevos al año por malformaciones en las vías urinarias, problema que de no detectarse a tiempo ocasiona fallas renales crónicas en los niños.

“El origen de las fallas renales se debe a múltiples causas, lo común en el Estado son las malformaciones en las vías urinarias, problema a nivel de riñones o de vejiga, que a la larga pueden ocasionar afectaciones al riñón”, señaló la nefróloga pediatra Martha Medina Escobedo.

Indicó que existen múltiples causas que ocasionan las malformaciones, entre ellas la exposición a tóxicos ambientales; no obstante, aún no se sabe qué puede predisponer a la población yucateca a estas fallas en las vías urinarias.

“No puedo dar datos precisos del incremento anual de personas con este padecimiento, porque el O’Horán es un centro de conservación de todo lo que ocurre a nivel estatal, pero a través de los años ha incrementado el número de casos de manera importante”, indicó Martha Medina.

En un principio, detalló, en promedio se recibían de 10 a 12 casos nuevos al año en la población pediátrica, pero al cabo de 20 años se tiene un promedio de 30 pacientes por año con malformaciones que derivan en fallas renales. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios