22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Aumento al salario mínimo, 'invisible'

Incrementos a los productos de la canasta básica pulverizan remuneraciones de yucatecos, reconoce dirigente sindical.

La canasta básica sube los precios a las nuebes . (SIPSE)
La canasta básica sube los precios a las nuebes . (SIPSE)
Compartir en Facebook Aumento al salario mínimo, 'invisible'Compartir en Twiiter Aumento al salario mínimo, 'invisible'

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Las alzas al salario mínimo en Yucatán son pulverizadas por el constante incremento en los precios de los artículos de la canasta básica, advirtió el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado de Yucatán, Jervis García Vázquez.

Lo anterior ocasiona que el incremento salarial no se refleje en el poder adquisitivo de la clase trabajadora, aunque exista voluntad de las empresas y del Gobierno del Estado por apoyar las demandas de los empleados.

Cabe indicar que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) reveló que durante este año el 55 por ciento de la población ocupada del país gana menos de un sueldo mínimo.

También señala que el 15 por ciento de la población económicamente activa percibe entre tres y cinco salarios, y únicamente el 30 por ciento supera los cinco sueldos mínimos.

En Yucatán, este año el mínimo alcanzó los 61.38 pesos al día, producto de un aumento del 3.9 por ciento otorgado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, al haber sido incorporada a la zona geográfica B.

Más de la mitad de los trabajadores de México gana minisueldos

Pese a ello, el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Uady señala que la percepción salarial sigue siendo insuficiente para cubrir las necesidades básicas de las familias.

Sobre el tema, el dirigente sindical indicó que gracias a las negociaciones emprendidas con el Gobierno del Estado, su gremio logró un alza de seis por ciento más, es decir, 9.9 por ciento, en beneficio de sus compañeros.

Reconoció que los sueldos en Yucatán son bajos y que la cascada de alzas a los precios de la canasta básica y servicios como luz, gas doméstico y gasolina, “desinflan” el poder adquisitivo.

Como alternativa para apoyar la economía familiar, propuso aprovechar programas de apoyo al autoempleo.

Recalcó que pese a que Yucatán es de los estados con menor índice de desempleo, los salarios son bajos, por lo que se requieren alternativas para complementar el ingreso familiar. 

Pérdida

En los últimos seis años, la pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo rebasó el 25 por ciento, producto de la inflación anual en el país que alcanzó el 4.4 por ciento; a esto se suma que no existe control en los precios de la canasta básica, ya que son establecidos por la ley de la oferta y la demanda.

El coordinador de la Facultad de Economía de la Uady, Miguel Viana Dzul, explicó que hoy, más que celebrar a los mártires de Chicago, la clase empresarial debe repensar cuál es la situación del trabajador y su función en el proceso productivo, ya que en los últimos tres años un empleado debe trabajar 48 horas para obtener el equivalente a las 25 horas que laboraba en 1987.

En 2008, un empleado, con 12 minutos de su jornada laboral, producía para su empresa el equivalente a su salario; ahora, con la tecnología, bastan sólo nueve minutos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios