17 de Octubre de 2018

Yucatán

Autoridades alertan sobre 'cuadrángulo del delito'

En el área de mercados, así como ciertas calles donde se ejerce la prostitución, se comete un promedio de tres atracos al día.

En ciertos casos resulta peligroso deambular en los pasillos del Lucas de Gálvez. (Milenio Novedades)
En ciertos casos resulta peligroso deambular en los pasillos del Lucas de Gálvez. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Autoridades alertan sobre 'cuadrángulo del delito'Compartir en Twiiter Autoridades alertan sobre 'cuadrángulo del delito'

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Las estadísticas de la Policía Municipal de Mérida indican que, en promedio, tres personas son víctimas de un asalto callejero al día, pero no por la falta de vigilancia, sino por las aglomeraciones de gente en los paraderos –donde en las noches hay poca iluminación–, mercados y cantinas, situaciones que son aprovechadas por los delincuentes para cometer sus actos ilícitos.

Agentes de la PMM catalogan las inmediaciones de los mercados San Benito y Lucas de Gálvez como el “cuadrángulo del delito”, pues esa zona es donde más ilícitos se cometen como son los asaltos callejeros, venta de droga al narcomenudeo y prostitución, donde las mujeres que se dedican a esa actividad reciben la protección de los hoteles de esa zona.

Entre los asaltos callejeros figuran los robos de celulares, carteras y alhajas, sitios que se comenten en zonas de mucha gente, donde los delincuentes pueden “perderse” con facilidad.

Los agentes señalan que esta zona del delito ha comenzado a tener ramificaciones en el barrio de San Cristóbal, situación que consideran por la proliferación de cantinas en el área y “casas de cita”.

En un recorrido que hizo MILENIO NOVEDADES en la zona del centro, el equipo periodístico confirmó que en el área de los dos mercados mencionados hay unos 10 “restaurantes bar”, que más bien son cantinas.

La calle 58, desde la 65 hasta la 73, es una de las zonas más peligrosas, pues la iluminación es escasa, hay muchos paraderos, y desde la 69 a la 73 es conocida como la zona roja, porque ahí “trabajan” prostitutas que ofrecen sus servicios “a precios módicos” en los hoteles de la zona, además de que sus proxenetas, mientras vigilan a las muchachas, aprovechan para vender droga al menudeo, principalmente marihuana, “piedras” de crack y pastillas psicotrópicas.

La calle 56, de la 71 a la 65, pasando por la curva del mercado, también es una zona de alto riesgo para los asaltos callejeros.

La misma situación se presenta en la calle 54 entre 65 y 69, donde suceden asaltos callejeros y venta de droga al menudeo, y entre los “clientes” están locatarios de ambos mercados de la zona.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios