26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Avanza en Yucatán reproducción de pepino de mar en cautiverio

En granjas del Cinvestav en Telchac Puerto especialistas lograron que larvas del equinodermo llegaran a ejemplares juveniles.

El proyecto del Cinvestav, de reproducción en cautiverio del pepino de mar, sería una alternativa para desalentar la pesca furtiva. (Archivo SIPSE)
El proyecto del Cinvestav, de reproducción en cautiverio del pepino de mar, sería una alternativa para desalentar la pesca furtiva. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook Avanza en Yucatán reproducción de pepino de mar en cautiverioCompartir en Twiiter Avanza en Yucatán reproducción de pepino de mar en cautiverio

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Especialistas de la Estación Marina del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav) consolidaron un sistema para la reproducción en cautiverio del pepino de mar, objeto de conflictos por su depredación en aguas yucatecas, informa Notimex.

El encargado del proyecto, Miguel Ángel Olvera Novoa, indicó el proceso para cultivar pepino de mar se inició en 2010 y en ese mismo año se lograron seis desoves de pepino de mar en cautiverio.

Los especialistas lograron que las larvas llegaran a ejemplares juveniles que fueron los primeros que crecieron en las granjas que opera el Cinvestav en la Estación Marina, ubicada en Telchac Puerto, apuntó.

“Desde entonces se ha logrado consolidar el desarrollo de crías larvarias a ejemplares juveniles lo que demuestra que sí existen las condiciones para reproducir esa especie en cautiverio con fines comerciales”, expuso.

El interés comercial en el pepino de mar por la demanda del producto en el este y sureste asiático, sobre todo en China, donde consideran al pepino de mar una delicia, cuya forma seca se usa también en la medicina tradicional china como reconstituyente.

Sólo "Pesca de fomento"

Recientemente la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca comenzó a permitir en Yucatán la captura de la especie en la modalidad de “pesca de fomento”, con temporadas de 15 días en promedio, la cual no está abierta a todos los municipios pesqueros, sino sólo en aquellos donde hay suficiente biomasa.

Como el propio especialista del Cinvestav comenta, las restricciones han provocado la captura ilegal de la especie, lo que se ha convertido en un problema de seguridad pública y eso conlleva también la pérdida de vidas humanas.

“Mucha gente ha intentado capturar pepino por lo atractivo que es su comercialización en el mercado ilegal, pero sin tener la experiencia en el buceo y contar con el equipo adecuado y eso ha traído consecuencias fatales”, lamentó.

Por ello, siguió, el proyecto del Cinvestav podría ser una alternativa no sólo para mejorar la economía de los municipios costeros, sino para desalentar la pesca furtiva.

Reproducción a gran escala

Olvera Novoa expuso que tras corroborarse que es posible reproducir en cautiverio a la codiciada especie, lo que sigue es consolidar un proceso de engorda y corroborar cual es el medio más adecuado para lograr una reproducción de ejemplares a gran escala.

“Necesitamos saber si es mejor el uso de granjas de cultivo intensivo o bien si se pueden usar algunas zonas de la costa como criaderos y estamos en esa etapa del proyecto, debemos corroborar cuál es el método más adecuado para cultivar la cantidad necesaria de ejemplares para que sea un negocio rentable”, abundó.

Indicó que sin duda llevará otro tiempo más dar ese paso, pero por ahora ya está comprobado que sí se pueden reproducir pepinos de mar.

Estimó que el proyecto cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, así como con apoyos del gobierno del estado a través de un fondo mixto, así como de la Fundación Produce Yucatán.

Olvera Novoa consideró que se trata de uno de los proyectos más importantes en el tema del cultivo de especies marinas, pues el pepino de mar se ha convertido en un tema principal de la agenda política, social, económica y científica del estado.

“Es una especie muy vulnerable que sólo desova durante la temporada de verano, por lo que capturarla antes o durante en ese lapso, causa un gran daño a la biomasa de la especie”, advirtió.

Asimismo, continuó, su presencia en el lecho marino es vital para otras especies, pues el pepino es una especie de “limpiador” natural y su trabajo permite que otras especies puedan tener alimento y un hábitat adecuado para su desarrollo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios