13 de Noviembre de 2018

Yucatán

Ayuntamiento 'ahoga' charcos con 'nuevo' drenaje

La nueva infraestructura permite recolectar en minutos miles de litros de agua en las calles, al hacer más funcionales los pozos de absorción.

Realizan cortes en las calles que permiten recibir y distribuir hasta 10 mil litros de agua. (Milenio Novedades)
Realizan cortes en las calles que permiten recibir y distribuir hasta 10 mil litros de agua. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Ayuntamiento 'ahoga' charcos con 'nuevo' drenajeCompartir en Twiiter Ayuntamiento 'ahoga' charcos con 'nuevo' drenaje

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA. Yucatán.- El Ayuntamiento de Mérida crea un nuevo sistema de drenaje en zonas de Mérida que tienen problemas de encharcamientos, el cual no sólo desahoga las vías, sino que hace funcionales los pozos de absorción.

Santiago Alamilla Bazán, subdirector de servicios básicos de la Dirección de Servicios Públicos Municipales del municipio, señaló que aprovechando la tecnología y maquinaria especial, el área a su cargo planeó y diseñó sistemas que permiten recolectar en minutos de miles de litros de agua que caen en las calles.

Es un sistema ingenioso y sencillo en el cual se aprovecha al máximo el personal y la maquinaria para el trabajo, el cual consiste en hacer varios cortes a lo largo de las calles para crear bóvedas con capacidad para contener hasta 10 mil litros de agua, lo cual permite mejorar la absorción, a fin de que el agua rápidamente sea distribuida de manera gradual y continua en los pozos, sin saturarlos.

Explicó que Mérida tiene un tipo de suelo que dificulta la absorción porque tiene una capa de tierra muy pequeña, por ello lo que tradicionalmente se ha hecho es construir sistemas independientes de pozos profundos, con zanjas para recolectar los sólidos y que el agua se vaya, el cual funciona bien y tiene éxito, pero el incremento de desechos, la basura en la ciudad, propicia que deban limpiarlos con frecuencia.

Actualmente para atender las inundaciones o encharcamientos tiene varias alternativas desde la conexión de varias rejillas a un pozo o un uno de éstos con su propia rejilla, hasta este nuevo sistema que se prueba en zonas donde han recibido varios reportes de encharcamiento de calles, que tardan horas en desaguarse.

Comprobamos que en algunos casos “no era suficiente porque cuando caen precipitaciones intensas las calles se sobresaturaban y podíamos tener ocho o diez pozos en un lado pero se llenaban al mismo tiempo y ya no absorbían, por eso aplicamos un nuevo método que consiste en hacer una nueva zanja pero no con la rejilla tradicional sino con esclusas”, precisó.

Este nuevo método es pensado en el tipo de suelo de Yucatán

Ahora cuando cae una lluvia intensa el agua corre y cae por esos cortes de calle, que funcionan como una zanjas con una abertura de cinco a seis centímetros de ancho, cae en unos tubos DREN que hacen que el líquido se absorba de la calle con  mayor rapidez, pero se distribuya para su absorción de manera gradual en los pozos, optimizando  su eficiencia.

Santiago Alamilla indicó que los resultados de este nuevo método son eficaces, los cortes además de permitir el desalojo de agua no afectan el tráfico vehicular y soportan grandes pesos, por el paso de autobuses e incluso de maquinaria pesada y además ayudan a que se ensucie menos el pozo, reduciendo el problema de colapso que ocurre en diferentes puntos a causa de la basura.

“Al captar antes el agua ya no llega al punto máximo de hundimiento de la calle y el tubo con el que está construido se desahoga con mayor rapidez. Está funcionando”, aseguró.

Todo tipo de basura
  • En el desazolve de los pozos los trabajadores han encontrado además de basura, como bolsas de plástico, platos, cubiertos, envases PET o de vidrios, celulares, anillos, carteras y más. Suponen que estos objetos llegan arrastrados por el agua y otro son depositados directamente por las personas.
  • En el sistema tradicional, las rejillas se saturan en su superficie por la basura y cuando ésta se cuela al interior entorpece la absorción de los pozos, los cuales requieren la limpieza de las desazolvadoras.
  • El municipio ha detectado incluso que en algunas zonas de la ciudad, los propietarios o responsables de algunas empresas colocan sus sistemas de drenaje directamente a las alcantarillas, a través incluso de mangueras que están a plena vista.

Idean el plan para resolver pozos saturados

Asimismo, los cortes permiten la creación de una “bóveda” con capacidad para recibir y distribuir a los pozos de absorción 10 mil litros de agua, explicó Marco Maldonado Rodríguez, jefe del departamento de Drenaje poniente de la subdirección de Servicios Básicos del Ayuntamiento de Mérida, quien diseñó este nuevo esquema de absorción.

La idea se trabajó durante varios meses en el Departamento de Drenaje, dijo el subdirector de servicios básicos, Santiago Alamilla Bazán, así fue como surgió esta idea de aprovechar la tecnología, mejorar la eficiencia del sistema de captación y además reducir costos.

Recibieron un rezago en el trabajo de limpieza del sistema de drenaje y esa área sólo cuenta con tres desazolvadoras y dos perforadoras, con las cuales han construido en estos meses unos 650 pozos de los cuales 430 se hicieron con recursos extraordinarios y los demás con ahorros internos.

Aunque sin importar el ritmo de construcción de pozos en las zonas donde registraban problemas de inundación por la basura colapsaban, es un problema constante.

Así fue como el departamento de ingeniería desarrollo el método de realizar cortes y colocar sistemas que ayuden a disminuir la presión del agua al entrar para dar tiempo a los pozos de absorber, sin colapsar.

Este trabajo se hace con una maquinaria que ahora renta a razón de siete mil pesos por  día, y cuyo costo de la unidad es de un millón 700 mil pesos, y piensan adquirir cuando les lleguen los recursos del préstamo de 130 millones de pesos que el Congreso autorizó al Congreso, pues de ese total unos 80 millones se destinarán a los Servicios Públicos Municipales.

La cortadora realiza en horas el trabajo que llevaría días de forma tradicional con la excavación de taladros y barretas, y con destrozos adicionales al área que les interesa construir. Al terminar el corte cimentan las paredes y el techo de la “bóveda” dejando un acceso de cinco a seis centímetros de ancho.

Primero lo probaron en Nora Quintana y Juan Pablo, además el hecho de que el pozo no tiene rejilla evita el robo de éstas y reduce costos.

Fin a un dolor de cabeza para vecinos de Yucalpetén

Por otro lado, Marco Antonio García, vecino del fraccionamiento Yucalpetén ya no sabía qué hacer para evitar que agua estancada de la lluvia dañara su vivienda y sus muebles porque aunque “los ponía en algo alto” se deterioraban;  en la entrada de su casa colocó una barrera de cemento, pero nada era suficiente.

Sin embargo, ahora está pensando en volver a tener una sala, luego de comprobar que el agua ya no entra más a su vivienda.

El entrevistado, quien se especializa en la reparación de aires acondicionados y vive en la calle 59B Diagonal No. 304 por 122 y 124C del fraccionamiento Yucalpetén, a un costado del parque Canek, comentó que cuando caía una lluvia muy intensa hasta las bancas del parque desaparecían.

La nueva infraestructura evita que el agua de la lluvia entre hasta sus hogares; nada era suficiente

Dado que la calle en la que vive es la más baja de todas las que están alrededor, el agua corría y se quedaba ahí, inundando la vía pública por horas e incluso días pasaban hasta que desaparecía todo, ya les habían construido varios pozos pero nada era suficiente.

EL problema se complicaba por los autobuses de la ruta 59-K, que al pasar sobre la calle inundada, enviaba el agua al interior de sus hogares, pues aunque les pedían a los choferes que pasaran del otro lado del parque mientras la calle se despejaba de agua, no todos les hacían caso. “En algunas ocasiones incluso cerrábamos la calle”.

La parte baja de la reja blanca de su casa el fiel testigo del nivel y la afectación de tantas horas de agua acumulada, esa zona está corroída, oxidada, como las rejas de sus vecinos.

“El agua entraba a toda la casa, al único punto que no llegaba era el cuarto de atrás, y no puedo ni pensar en subir el nivel del piso, porque el techo es bajo y tendría que andar con la cabeza inclinada, además esa no es la solución”, dijo al tiempo de manifestar que el sistema ha funcionado.

Y si bien con los cortes se genera una polvareda que llega hasta sus casas, al igual que el resto de los vecinos de esa calle, saben que es de algo de poco tiempo, y que ayudará a evitar que la calle se vuelva a inundar.

Dado que ya les habían construido varios pozos y éstos no funcionaban, pues incluso se pensó en hacer algo dentro del parque para recolectar el agua, estaba pendiente de qué se trabaja, considera que el nuevo sistema de recolección y eliminación de las lluvias está funcionando.

Indicó que incluso este sistema funciona a pesar de que un trabajo de repavimentación propició que se cubriera uno de los pozos colectores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios