17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Bendicen a 'colaboradoras de Dios' en origen de la vida

El Arzobispo de Yucatán indicó que las madres sacan adelante a sus hijos como auténticas heroínas.

Berlie Belaunzarán dijo que las mamás son un ejemplo de Fe. (Juan Albornoz/SIPSE)
Berlie Belaunzarán dijo que las mamás son un ejemplo de Fe. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Bendicen a 'colaboradoras de Dios' en origen de la vidaCompartir en Twiiter Bendicen a 'colaboradoras de Dios' en origen de la vida

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con motivo del Día de la Madre, el Arzobispo de Yucatán, Monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, señaló que las progenitoras son seres de ejemplo y testimonio de amor y fe.

En su mensaje indicó: el pasado “Día de la Familia” en México tuve la oportunidad de enviarles un saludo afectuoso, acompañado de mis buenos deseos y bendiciones para que Dios les ayudara y sostuviera en su vida familiar y conyugal. Decía que los tiempos que vivimos hoy nos ofrecen la tentación de no asumir las responsabilidades con madurez. Por eso hoy se retrasa la edad para decidir qué hacer en la vida y cómo vivirla. Se dilata la permanencia en el hogar, se evita casarse y se quiere una relación que no cree compromisos.

Además, cuando se exige congruencia de lo decidido, se busca no enfrentar las responsabilidades, se trata de esquivarlas. Algunos matrimonios se rinden ante las adversidades y no quieren luchar para mantener su relación y familia. Es más fácil recurrir a culpar a otros de la situación que se vive, sea en la vida conyugal o en la relación entre padres e hijos, para sentirse víctimas y por tanto no responsables de la situación.

Es la generadora de vida y de bien para todos nosotros

Citaba a su Santidad Benedicto XVl, quien nos enseña que para asumir decisiones importantes y trascendentes para bien de nuestra vida personal, conyugal y familiar, nunca es camino seguro hacia una situación mejor, la evasión de las responsabilidades.

En este Día de las Madres quiero invitar las familias a que pongamos nuestra mirada en la persona más querida del hogar, que es la mamá. Ella, generalmente, es un signo importante para nosotros ya que ha recibido de parte de Dios un llamado especial a ser colaboradora con Él en el origen de la vida y ser ejemplo y testimonio de amor y fe.

Esto ha animado a las madres de familia a que acepten las circunstancias de su situación y han enfrentado como verdaderas heroínas la responsabilidad de sacar adelante a sus hijos, más cuando la presencia masculina es insuficiente o nula. Una progenitora auténtica no rehúye a su responsabilidad y compromiso.

Por eso, a un hijo no le gusta ver a su mamá llorar y mucho menos sufrir. Tal vez porque en ese signo la vemos débil, frágil y vulnerable. Esta imagen choca con lo que todos los días vemos en la casa. A una mujer contenta, que nos cuida, se preocupa y trabaja para bien de todos. Es la fuerte del hogar, de ella sale alegría, fortaleza, servicio y amor. Es la generadora de vida y de bien para todos nosotros. Es más, es tanta su fuerza, que ayuda a los demás del vecindario o de la colonia, a través de servicios de ayuda y caridad. La mamá es ejemplo de amor y servicio.

También es testimonio de algo más grande y trascendente, de la fe en Dios. Gracias al don de la fe, ella se renueva, se sabe acompañada y animada por un Padre providente que la colma de lo que ella y su familia necesitan y que la sostiene en momentos de dificultad.

Apreciadas madres de familia, continúen siendo ejemplo de amor y testigos de la fe en sus hogares. No guarden la riqueza de su amor y de la fe para sí, transmítanlos con alegría para que sus hijos e hijas crean en el Señor Resucitado. Que su testimonio de vida les haga ser “testigos fiables” en su familia para que sus seres queridos construyan su vida sobre la solidez de la fe y de la confianza en Dios.

En sus comunidades parroquiales pediremos en la sagrada Eucaristía por todas Uds, y cuenten con mi oración de Padre y Pastor.

Que la santísima virgen María, la Madre por excelencia, las bendiga y proteja.

Mérida, Yucatán a 10 de mayo de 2013.

Año de la fe
† Emilio Carlos  Berlie Belaunzarán
IV Arzobispo de Yucatán

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios