20 de Julio de 2018

Yucatán

'Nací para servir a los demás'

Berta Alicia Rosado Rodríguez es altruista desde hace 27 años y titular de la Junta de Asistencia Privada el Estado de Yucatán (Japey).

"Yo no vengo de una familia de alto poder adquisitivo, por eso siempre la lucha y el esfuerzo que me han ayudado a crecer” aseveró Berta Alicia Rosado Rodríguez. (Milenio Novedades)
"Yo no vengo de una familia de alto poder adquisitivo, por eso siempre la lucha y el esfuerzo que me han ayudado a crecer” aseveró Berta Alicia Rosado Rodríguez. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Nací para servir a los demás'Compartir en Twiiter 'Nací para servir a los demás'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con el espíritu genuino de ayudar y formarse en el marco legal del tercer sector, Berta Alicia Rosado Rodríguez ha construido una carrera en materia altruista durante  27 años, trascendiendo con la creación de proyectos, organismos e iniciativas que se han convertido en ley que benefician a las organizaciones de la sociedad civil. 

Actualmente, es titular de la Junta de Asistencia Privada el Estado de Yucatán (Japey) y coordinadora nacional del comité de creación de juntas con este enfoque; están en proceso de fundar la de Chiapas. 

Su labor ha impactado en la Península de Yucatán y su formación la ha llevado a conseguir certificaciones de nivel nacional e internacional. 

Tendiendo como motor de vida a su familia y fe en los proyectos que beneficien a sectores vulnerables se ha desarrollado en diferentes cargos que han apoyado su formación y crecimiento personal.

Vocación por el tercer sector

“Conozco e identifico muchas de las necesidades porque las viví desde lo más íntimo de mi persona, y en vez de tomarlo como un episodio negativo, lo veo como detonador que inyectó deseo genuino de ayudar, lo estoy haciendo, y siempre lo haré, pero lo llevé a una escala en la que combiné el  trabajo por y para los demás, con profesionalización, capacitación, actualización, certificación. No obstante, lo que heredé de mi familia fueron sus valores, porque mi madre trabajaba mucho, mis abuelos de Umán, millonarios de corazón, que me enseñaron de su ejemplo”, recordó.

Como ella lo llama: de manera silenciosa desde antes de iniciarse oficialmente en la filantropía, a título personal comenzó a gestionar beneficios para mujeres y hombres de los centros de readaptación social. Pero fue hasta su época en Cozumel, Quintana Roo, cuando trabajó en el sector hotelero con reconocimiento por su labor y fue invitada a encabezar un proyecto altruista, como la primera mujer directora ejecutiva, de la Fundación Comunitaria Cozumel, iniciándose en el tercer sector.

“Siempre fui una persona atenta, cuando fui directora general del DIF municipal me afectaba ver a una mujer maltratada, niños víctimas de abuso, jóvenes de bandas, adultos mayores, veía que eran efecto de una desintegración. Esa sensibilidad, me llevó a trabajar, y ahora estar laborando desde aquí, fortaleciendo ese trabajo maravilloso de las organizaciones, porque ellas trabajan cara a cara con el dolor”, apuntó.

En el vecino Estado, trabajó durante más de dos décadas en la filantropía y regresó a Yucatán a retomar sus raíces y darle seguimiento a su proyecto de vida.

Retorno a sus raíces

“Después de tanto tiempo regreso en 2008 a Mérida,  a mi tierra, pero donde nadie me conocía, no sabían qué hacía. Entonces comienzo a buscar la manera de impulsar la Ley de Instituciones de Asistencia Privada de Yucatán, porque noté que no había una en Yucatán, entonces me presentaron a Alis García Gamboa y fue quien ayudó a la causa, conectando el esfuerzo de muchas organizaciones como la Red Pro Yucatán, todo esto con el fin de atraer recursos para las organizaciones de la sociedad civil del Estado.  De esta manera logramos la aprobación, frente a todas los altibajos y hoy por hoy Yucatán tiene la ley más completa de todos las entidades, porque se gestó con el trabajo de las OSC’s”, recordó.

La Ley se aprobó el 20 de septiembre del 2010 y arrancó hasta el 26 de enero del 2012, año en que se funda la Japey  y le entregan la dirección a Berta Alicia. 

“Con la iniciativa de un Ejecutivo, cabildeada por un congreso, abrazada por organizaciones de la sociedad civil, liderada por una persona con una representación moral  y social  como Alis García, así se logran resultados contundentes”, apuntó y destacó que en dos años han logrado el reconocimiento de 53 IAP.

Vida enriquecida integralmente

“Me siento afortunada por todo lo que viví. Es verdad el dicho que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra, porque puedo ver cómo familiares y amigos contagiados por esa energía, también se han sumado a causas sociales, y cuando lo veo, pienso ha valido la pena. Todos tenemos un destino, yo nací para el tercer sector, para que mi vocación de servicio y la solidaridad sea útil a la gente, no creo que haya nacido para otra cosa, nací para servir, me complace y me gusta lo que hago”, reflexionó.

La providencia en todo

Berta también se define como una mujer creyente que está convencida que la providencia está presente en las acciones que favorecen a sectores vulnerables.

“Cuando vas en busca de donativos y sabes que esos recursos no son para ti, de verdad que todo se va dando, porque cuando las obras son de Dios, Él las bendice y se van abriendo las puertas, y los recursos van llegando”.

En su vida personal, también identifica las bendiciones porque a pesar de la dificultad de compaginar horarios ha logrado el equilibrio de los tiempos de calidad  en casa y el trabajo.

“Soy el reflejo de muchas mujeres que pasan por lo mismo y tenemos que encontrar, como sea y con la ayuda de Dios, ese punto medio”. 

Perfil

  • Nació el 25 de septiembre de 1964
Trayectoria
  • Fue una de las 8 primeras mexicanas en alcanzar la licencia como Procuradora de Fondos y Desarrollo de Red Institucional, otorgada por la Universidad de Indiana.
  • La distinción fue por el programa “Te cae el 20”, de prevención de adicciones aplicado cuando fue directora del DIF municipal de Cozumel.
  • “Galardón Amees” 2014, en el ámbito social, entregado por la Agrupación Mexicana de Empresarias y Ejecutivas del Sureste A.C. (AMEES) que preside Diane Carrillo Vega, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer y durante la XXV Asamblea Ordinaria de la organización.
  • Reconocimiento por ser la primer mujer directora ejecutiva de la Fundación Comunitaria Cozumel, que encabezó durante 13 años, y es considerada una de las más importantes al nivel sureste, inscrita al Centro Mexicano para La Filantropía, a nivel internacional  con una organización de Filantropía Hispana, en el Consejo Mundial de Fundaciones y participante de Fundaciones Iberoamericanas.
  • La creación de la Junta de Asistencia Privada del Estado de Yucatán y liderazgo del comité de creación de nuevas juntas a nivel nacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios